X
Sobre el volcán >

La vivienda según los indignados > Randolph Revoredo

   

No estamos seguros de si es la versión oficial de las peticiones del movimiento; pero al leerlas consideramos que tienen suficiente carne para ponerlas al asador intelectual. Exponemos una cuarta entrega de las propuestas extractada literalmente, entrecomillada y acto seguido nuestra opinión. La anteriores se publicaron los lunes pasados en DIARIO DE AVISOS y en http://sobre-el-volcan.blogspot.com/.

En el paquete Derecho a la vivienda los Indignados plantean: “Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido”. Esto es fuerte. Algo para lo que hay que pensar mucho. Haremos una pasada sobre el tema en este artículo, pero no debe considerarse más que una primera impresión. La propuesta suena a querer solucionar el mundo con un plumazo. Sin querer profundizar demasiado, solo de pasada se nos ocurre pensar que de ocurrir este supuesto de entrada, al expropiar, o sea, al Estado pagar a un precio que supone muy muchas importantes minusvalías para el expropiado, la necesidad de recapitalizar los bancos se hace tan dura que solo el mismo Estado español podría asumirla; eso supondría más dinero público a bancos que han demostrado su incapacidad para gestionar riesgos sin más criterio del “culo veo culo quiero” (si otro banco lo hace, yo también). O sea, supondría pagarle a los bancos lo que no se les ha pagado por el otro lado (al expropiarles los inmuebles) premiando la mala gestión y socializando pérdidas.

Ese dinero tiene que salir de algún lado: o más impuestos, o más recortes o más déficit (que lo mismo que decir, más deuda en estos tiempos de sobre endeudamiento). Y entendemos que los Indignados, en otra propuesta, piden que no se rescaten bancos.

El derecho constitucional a la vivienda se ha visto obstaculizado durante décadas por los siempre crecientes precios de la burbuja inmobiliaria. Esto desaparecerá en los próximos años. Entendemos que con “derecho” a la vivienda no significa que se les regale una a cada español. Los indignados no asumen esto porque dicen que se les alquile a un precio bajo (pero a un precio, a fin de cuentas). Por eso descartamos tal ingenuidad.

La idea de Indignados a la que hacemos referencia parece de esas que buscan matar dos pájaros de un tiro: acabar con el atragantamiento de inmuebles que tienen los bancos y proporcionar techo a quienes no pueden permitirse pagar los precios actuales. Se nos ocurre una idea más limpia: dejar quebrar a los bancos insolventes, la liquidación de activos incluye subastar viviendas a precio de remate. Ante un mercado tan deprimido, tales viviendas tendrían un incentivo para ponerse en el mercado de alquiler (porque no hay compradores). Al existir una sobre-oferta en alquileres, los precios bajarán a niveles bastante más asequibles.

El próximo lunes, más propuestas de los Indignados. Sus propuestas y nuestras impresiones. Un adelanto en http://sobre-el-volcan.blogspot.com/.