X
acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos >

Las cofradías de pescadores de Las Palmas alertan de que van “a la ruina” por la imposibilidad de seguir pescando en aguas de Marruecos

   

EFE | Las Palmas de Gran Canaria

Las cofradías de pescadores de Las Palmas han alertado este jueves de que la imposibilidad de seguir pescando en aguas de Marruecos les conduce a “la ruina”.

Así lo ha manifestado a Efe el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de la provincia de Las Palmas, Gabriel Jiménez, quien ha estimado que la negativa del Parlamento Europeo a prorrogar el actual acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos puede llevar al paro a unas 380 personas, ya que cada barco de Tenerife, Lanzarote y Gran Canaria que faena en esas aguas emplea a entre ocho y diez trabajadores.

En adelante, todos esos barcos no podrán pescar en Canarias, ya que faenaban en virtud del acuerdo con Marruecos, ha agregado.
Jiménez ha precisado que, según la información de que dispone, hasta ayer pescaban en aguas marroquíes una veintena de barcos neveros de Tenerife, entre 10 y 12 de Las Palmas de Gran Canaria y seis atuneros de Lanzarote.

El presidente de las cofradías de la provincia de Las Palmas ha subrayado que la finalización del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos afectará en mayor medida a los barcos neveros de Canarias, que son los que realizan pesca de cordel, anzuelo y nasas para abastecer fundamentalmente al mercado local de sama, cherne, mero abae o burro.

A su juicio, los atuneros “no van a salir tan perjudicados porque la zafra del atún está a punto de finalizar, aunque “si esto hubiera pasado el pasado mes de julio, hubiera sido la hecatombe para ellos”, ha agregado.

Gabriel Jiménez ha subrayado que esta nueva coyuntura supondrá “la ruina total” para muchos armadores, ya que a la situación de crisis económica se unirá ahora “la falta de ayudas de la UE”, lo que dificultará el pago de sus deudas y que puedan costear el mantenimiento que precisan los barcos aunque no salgan a faenar.

“No me gustaría verme en el pellejo de ningún armador de los que están ahora faenando en el banco” pesquero canario-sahariano “porque esto es inaguantable”, ha referido.

Jiménez ha estimado que los barcos canarios que pescaban en aguas de Marruecos tardarán unos dos días y medio en llegar a sus respectivas bases y resaltó que otros que se pertrechaban para salir ayer “tuvieron que quedarse” tras conocerse, a mediodía, la decisión adoptada por el Parlamento Europeo.

Según Gabriel Jiménez, La situación “caótica” y de “penumbra” que habrán de enfrentar ahora estos armadores canarios no implicará riesgo alguno de desabastecimiento para el mercado local, ya que, en anteriores ocasiones en las que no se ha podido pescar en este banco, se ha surtido con las capturas de los pescadores que faenan en aguas de las Islas.