X
SANTA CRUZ DE LA PALMA >

Las familias de La Incubadora deben pagar por los nuevos pisos

   

Los vecinos abandonarán, después de varias décadas y decenas de quejas, el antiguo albergue municipal. / DA

EUGENIA PAIZ | Santa Cruz de La Palma

Mientras 42 familias esperan conocer la fecha definitiva para mudarse al nuevo edificio que sustituirá al ruinoso albergue municipal, más conocido como La Incubadora, en el popular barrio de San Telmo, el Ayuntamiento de Santa Cruz decidirá en sesión plenaria las condiciones de pago de los nuevos inquilinos o propietarios. Es una fórmula que están estudiando para permitir que las viviendas puedan pasar a ser propiedad de las familias que hasta ahora las han ocupado. “Este -señaló el alcalde, Sergio Matos- es el motivo por el que se ha retrasado la entrega de los nuevos hogares, terminados oficialmente este mes”. En esa línea, reconoció que se equivocó, “porque yo en su momento dije que pasarían la Navidad en las nuevas casas y no ha podido ser así”, comentó.

Sergio Matos indicó que “ya se ha comunicado a los vecinos que los 18 euros que durante todos estos años han pagado por la vivienda es algo que no puede tener continuidad”. Así las cosas, las familias pasarán a pagar una cantidad “aún sin cuantificar” y que “variará en función de los ingresos familiares”. Lo que sí confirmó el regidor municipal es que “la cuantía máxima mensual no superaría los 350 euros, a los que habrá que sumar en todos los casos al menos 60 euros en concepto de comunidad para el mantenimiento de la edificación, con dos ascensores y zonas comunes de las que el ayuntamiento no se hará cargo a partir de la entrega de las viviendas”.

Sergio Matos explicó que “los inquilinos o propietarios, en caso de que quieran comprar estas viviendas sociales a los precios que se establecerán, tienen que ser conscientes de que el ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma va a realizar un control exhaustivo” por lo que “no se permitirán determinados conceptos como el realquiler de estos pisos dado que hablamos de una vivienda protegida. Esa esa posibilidad no solo no se contempla, sino que no es legal”.

[apunte]

Pagar por la casa después de 5 décadas

La sustitución de las nuevas viviendas del albergue municipal, a las que luego se sumó la ampliación del inmueble de nueva construcción para dar cobertura a los vecinos de otra promoción pública muy deteriorada en el barrio capitalino de Mirca, se remonta a mediados del año 2008. En esa fecha el Gobierno de Canarias y más tarde el ya desaparecido Ministerio de Vivienda, llegaron a un acuerdo para sufragar la construcción de un inmueble que reuniera unas condiciones dignas para sustituir a un edificio lleno de grietas, humedades y donde se llegaron a producir desprendimientos en fachadas y zonas comunes. Durante más de cinco décadas las familias que han vivido en el albergue municipal han venido pagando 3.000 de las antiguas pesetas, actualmente 18 euros. Algunos vecinos han asumido ya este cambio, que les supondrá un desembolso mensual al que están desacostumbrados, mientras otros se muestran reticentes. Pero desde el Ayuntamiento la decisión es firme: se estudiarán las rentas y se cobrará en función de las mismas, sin excepción.

[/apunte]