X

Liderazgo y acción común > Ricardo Melchior*

   

La formulación de propuestas para la generación de empleo, bajo un nuevo modelo productivo, es el fin en el que trabaja, desde febrero de 2010, el Consejo Económico y para la Promoción de la Competitividad de Tenerife. Concebido como un órgano de asesoramiento de la Presidencia del Cabildo Insular, su labor a lo largo de estos veintidós meses responde con creces al objetivo que nos marcamos con su creación, en virtud del acuerdo institucional adoptado en 2009. De hecho, el Pleno de esta institución acaba de acordar el refuerzo de su trabajo, a sabiendas del importante papel que viene desempeñando.
Integrado por representantes de organizaciones empresariales, sindicales, de consumidores y usuarios y de la Cámara de Comercio, además de expertos de reconocido prestigio y ex presidentes del Cabildo, el citado consejo ha visto renovado dicho respaldo para llevar a cabo una tarea capital. Porque se trata ahora de profundizar en el diseño y desarrollo de una serie de tareas trascendentales para el futuro de la Isla, vinculadas al empleo y la formación, el apoyo a los sectores productivos, la innovación, la insularización de servicios, la reducción de la dependencia energética del exterior, las relaciones con países terceros o el posicionamiento de Tenerife como isla tricontinental, entre otras.
Pudiéramos decir que en ese paquete de propuestas se basa la receta con la que trabajaremos con ahínco para salir de la crisis y afianzar el liderazgo económico de Tenerife en el contexto del Archipiélago. Esta posición preferente sitúa hoy a nuestra Isla a la cabeza en el número de empleos, con un total de 50.000 trabajadores más que en Gran Canaria. Basta con repasar el último Boletín de Coyuntura Económica, la publicación que realiza la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, para confirmar que la tasa de empleo de Tenerife mejora la obtenida hace un año, con un 46,5 por ciento, más de un punto y medio por encima, según la Encuesta de Población Activa.
Estos resultados no son casuales sino que responden a la apuesta decidida por la generación de empleo, tanto para la recuperación de puestos de trabajo entre quienes se han visto privados de los mismos como para los jóvenes que buscan su primera ocupación laboral. Para ello, desde el Cabildo de Tenerife continuaremos apostando por la aplicación de políticas de reactivación económica y de estímulo a la emprendeduría, convencidos de que tales premisas constituyen la base sobre la que cimentar la recuperación de la actividad del conjunto de los sectores productivos. Y así se sustenta en el proyecto de presupuestos para 2012 que pretendemos aprobar el próximo día 22.
De la misma manera, los presupuestos recogerán, en sintonía con el acuerdo institucional en defensa de la diversificación económica, el turismo y la generación de empleo, una serie de acciones de corte paliativo, con las que atenderemos a las personas más desfavorecidas. No puede ser de otra manera, teniendo en cuenta que el impacto de esta grave crisis nacional e internacional obliga, más que nunca, a ser sensibles con aquellos sectores de nuestra población que demandan una decidida acción solidaria. En definitiva, nos enfrentamos a un escenario complicado y ello va a exigirnos -a todos, sin distinciones-que profundicemos en un nuevo modelo productivo para Tenerife. Desde el liderazgo regional, a través del impulso de medidas de gran calado estructural que actúen como revulsivo de la recuperación, estamos seguros de que vamos a lograrlo. Sin vacilaciones, centrados en lo que nos jugamos y con responsabilidad.

(*) Presidente del Cabildo de Tenerife