X
VELA > JUEGOS OLÍMPICOS

Llena de incertidumbre

   

La regatista del Real Club Náutico de Tenerife (RCNT), Alicia Cebrián, que clasificó a España para los próximos juegos. / DA

SUSANA NASSER | Santa Cruz de Tenerife

La regatista tinerfeña adscrita al Real Club Náutico de Tenerife (RCNT), Alicia Cebrián, se encuentra a la espera del resultado que deberá dar la Federación Española de Vela (FEV), para dar a conocer a la deportista que represente a España en los Juegos Olímpicos de Londres en el verano de 2012. Cebrián consiguió recientemente clasificar a España a los Juegos en el Campeonato del Mundo celebrado el mes pasado en Australia, pero eso no garantiza su presencia.

“Estoy muy contenta por la clasificación. Ahora tenemos la tranquilidad; España tiene la plaza, pero eso no quiere decir que yo vaya a ir a los Juegos. La Federación tiene que elegir a la persona que represente a la selección, realmente puede optar cualquier regatista español”, explica Cebrián. “Las que estamos delante somos tres: Fátima, Lucía Reyes y yo. Estoy a la espera, nos dijeron que tendríamos noticias antes de finalizar 2011, sin embargo, aún no se sabe nada”, añade.

El balance en los resultados de Alicia Cebrián antes de cerrar el 2011, ha sido “muy bueno; estoy muy contenta tras lograr triunfos en regatas importantes, como en Vigo el pasado mes de septiembre, al margen de la medalla de bronce en el Campeonato de Europa en julio, así como con la regata en la que participé en Portugal”. La experiencia de la tinerfeña en el continente australiano no fue la que se esperaba. “Fui a Australia muy preparada, con mucha confianza tras los entrenamientos que llevé a cabo en Santander. Pero llegué allí y el resultado final no fue muy bueno”, cuenta. “Soy la primera que no está contenta, pero bueno no deja de ser un deporte y estas cosas pueden pasar”.

Durante la preparación en Santander, Cebrián aseguró que “existen nervios, porque sabes que te estás preparando para el Campeonato del Mundo donde lo quieres hacer lo mejor posible”. Pero la deportista no deja de ser realista y explica que “se trata de un campeonato más, con las mismas reglas”.

Y es que uno de los impedimentos que tuvo la tinerfeña a la hora de afrontar la competición fueron “las condiciones, que no se me dieron. No me quedé contenta con la velocidad que llevaba”, asegura la regatista del Real Club Náutico de Tenerife, que estuvo 20 días en Australia, donde también llevó a cabo una preparación al entrenar en el campo de regatas.

De las aguas australianas Cebrián destaca su color. “Es distinta, más clara. Había muy poco fondo, y se apreciaba la arena blanca”.

A diferencia de otros deportes, la regatista señala que se trata de una modalidad en la que “ vives experiencias que no puedes sentir en otra. La sensación del aire libre todo el tiempo, las olas, el viento…

En otras modalidades deportivas que se practican en pista cubierta, no pasa lo mismo”. La preparación de los meses previos al Campeonato del Mundo, fue “muy dura; entrené muchísimo no solo en agua”, comenta Cebrián, que además dedicó mucho tiempo en el gimnasio. “Trabajé mucho la fuerza: pesas, bicicleta; la verdad es que fueron unos meses duros”.

Ante esto, la deportista expresa que “se trata de un deporte, que a diferencia de la natación, que va por tiempos, sabes la marca que haces, y por ello te haces una idea de cómo vas a quedar. En vela, dependes de todo; en especial del viento. Por ejemplo, ahora entrené mucho y no logré un buen resultado”, indica. “La verdad es que no me fue realmente bien, al final de todos los errores que cometes, vas aprendiendo”.

A pesar de haber clasificado a España para los Juegos de Londres 2012, no se siente del todo satisfecha. “Si hubiese quedado un poco mejor y a la vez también lograra esta clasificación, hubiera sido una gran alegría”, comenta Cebrián, quien agradece el apoyo del Cabildo, el Club Náutico, el Gobierno de Canarias y el Sail Charm.

Falta de ayudas

Los recortes en las ayudas y subvenciones también afectan a este sector. “Ya no existen las mismas ayudas que hace años, nos afecta porque tenemos que viajar, competir y entrenar en el extranjero. Si no hay presupuesto, todo es más complicado”.

Ahora su mayor objetivo es participar en los próximos Juegos Olímpicos, que se celebrarán en 2012 en la ciudad británica de Londres.