X
PLENO DEL PARLAMENTO > SEGUNDA SESIÓN

Los grupos apoyan por unanimidad la rebaja del IGIC para la vivienda

   

Imagen general de la celebración del pleno, ayer en la sede del Parlamento de Canarias en Tenerife. / ACFI PRESS

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

El pleno del Parlamento canario aprobó este miércoles por unanimidad el proyecto de ley para la rebaja del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) en la compra de vivienda. Desde la oposición, el grupo mixto rechazó el procedimiento elegido para su aprobación, mientras que los populares afirmaron que la ley llega con retraso y que es poco ambiciosa.

La Cámara debatió el proyecto de ley de medidas fiscales para el fomento de la venta y rehabilitación de viviendas, que se tramitó por el procedimiento de urgencia y lectura única. La premura a la hora de dar el sí a esta ley se debe a que estará incluida en los presupuestos de la comunidad para 2012, que se aprueban el próximo 27 de diciembre.

El consejero de Economía y Hacienda, Javier González Ortiz, recordó que esta ley supondrá una reducción del IGIC del 5% al 2,75% para la adquisición de primera vivienda por un importe no superior a los 150.000 euros. Contempla, además, una reducción del 10% en la cuota autonómica del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para la rehabilitación de vivienda y del 12% para obras de mejora de la accesibilidad. Señaló que el Gobierno prevé que esta medida pueda generar 11.000 contrataciones.

El diputado nacionalista José Miguel González defendió las cinco enmiendas presentadas por los grupos nacionalista y socialista, que resumió en mantener con carácter permanente la escala autonómica del IRPF contemplada en el tributo del tabaco y actualizar el mínimo exento del impuesto del patrimonio. Desde la oposición, el portavoz del grupo mixto, Román Rodríguez, dudó de la eficacia real de esta ley y criticó el procedimiento escogido para su aprobación, ya que “limita los derechos de la oposición”. Aún así mostró su conformidad con el texto.

El diputado popular, Asier Antona, criticó que la ley llegue con retraso, que es poco ambiciosa y que no dará respuesta a los problemas del sector. Dudó también de que los incentivos sean suficientemente atractivos para animar a la gente a comprar.