X

Luz verde a la ordenanza sobre antenas de telefonía

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Las reuniones para la modificación de la ordenanza municipal sobre antenas de telefonía móvil, aprobada en pleno del Ayuntamiento en abril de este año, comenzarán a celebrarse a partir del próximo 15 de enero ente representantes del Ayuntamiento, técnicos y vecinos de todo el municipio, anunció ayer el teniente de alcalde y edil de Planificación Territorial y Urbanismo, José Ángel Martín Bethencourt.

Siguiendo con el compromiso adquirido en junio de este año, el Ayuntamiento de Santa Cruz va a iniciar un período de aportación de ideas que según explica el propio concejal, “tiene como objetivo adaptar la legislación vigente sobre telecomunicaciones, teniendo en cuenta la salud de todos los vecinos, una participación e información activa por parte de la población así como contar con los mecanismos de medición y control en tiempo real de las emisiones de estas antenas”.

Para ello, a partir del próximo 15 de enero se empezarán a celebrar reuniones entre los técnicos de urbanismo y representantes del Colegio Oficial de Telecomunicaciones, operadoras, representantes de la Fecam (Federación Canaria de Municipios), FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), todos los grupos políticos del Ayuntamiento, así como la Plataforma de Afectados por las Antenas de Telefonía Móvil, asociaciones y otros agentes implicados.

Participación

Según Martín Bethencourt, “ vamos a trabajar para que el proceso sea muy participativo y como principales objetivos de estas reuniones que comienzan el 15 de enero están el consenso y la defensa del principio jurídico de precaución, que se traduce en contar con las medidas protectoras antes de contar con una prueba científica de un riesgo”.

A pesar de que en un principio se anunció que la modificación de la ordenanza municipal estaría basada en el texto presentado por la Plataforma de Afectados por las Antenas de Telefonía Móvil de El Sobradillo, la Corporación dice que su elaboración tiene en consideración la normativa europea sobre la salud relacionada con los campos electromagnéticos.