X
opinión> Perplejita Me Hallo

Ministerios > Perplejita Me Hallo

   

Ay la Virgen, Soria es ministro. Por mucho que se viera venir (cuanto más insistía él en que no, más claro lo veíamos todos los demás), siempre necesitas un margen para asimilarlo. El marianismo iba a llegar, al estilo Arrabal, y de qué forma lo ha hecho.

Me alegraron el día los que se llevaron las manos a la cabeza por el fin de la paridad ministerial, antes que por el hecho de que, por ejemplo, el nuevo responsable de Economía venga de Lehman Brothers, que fue el meteorito que cayó en mitad del océano y provocó el tsunami que ahora nos engulle.

No es que me alegre de que el Ejecutivo incluya pocas mujeres, o que me dé igual, pero, francamente, no está la cosa para vainas de este calibre. Lo que estamos poniendo en manos del presidente y de los ministros de cara al futuro es de una importancia capital, quizá tanta que no seamos capaces de asumirlo.

No está la cosa para debatir por qué las mariposas no vuelan en círculos.

Rebobinando, que José Manuel Soria es ministro de cosas muy gordas para Canarias, como turismo, energía e industria.

Recordarán que hace unos meses se afeitó el bigote, así que no descarten que eso haya influido de alguna manera en su ascenso ministerial. En este nuevo Ejecutivo no hay bigotes destacados; entiendo que Rajoy quiere matar al padre, no tener nada que le evoque a Aznar en la mesa del Consejo de Ministros.

Aprovecho estas fechas confusas y trémulas para desearles a todos unas felices fiestas, si pueden. Y si les dejan.