X
OBITUARIO>

Muere Fernando Jiménez, un gran defensor del campo canario

   
>

Fernando Jiménez. / FRAN PALLERO

DIARIO DE AVISOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El expresidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga Canarias) Fernando Jiménez falleció este miércoles en su domicilio natal de Buenavista del Norte a causa de una larga enfermedad. El sepelio tendrá lugar hoy, jueves, a las 17.00 horas, en el cementerio de esa localidad.

Jiménez estuvo al frente de Asaga Canarias durante 14 años. Se retiró en el año 2007, cuando tenía 67 años de edad. El primer contacto con la agricultura lo tuvo cuando puso en marcha y dirigió la Cooperativa Agrícola Isla Baja, en el municipio de Buenavista. A partir de ese momento ocupó numerosos cargos, como el de consejero de Agricultura del Cabildo Insular de Tenerife; el de jefe de Relaciones Públicas de la Caja Rural de Tenerife o el de vicepresidente de la CEOE-Tenerife, entre otros muchos.

Fue el impulsor y jefe de filas del proyecto Germobanco, para la creación de bancos de semillas cuyo objetivo es contribuir al rescate, recuperación y conservación de un importante patrimonio genético de variedades agrícolas antiguas de Canarias, para así garantizar la supervivencia de la actividad en el futuro. De sus comienzos en Asaga Canarias siempre destacó la fortaleza y la buena imagen de la organización que le tocó presidir. Diversificó la asociación para que todos los subsectores se sintieran respaldados y apoyados en la defensa de sus intereses, libró batallas políticas y económicas para devolver a la profesión el prestigio que se merecía ante la sociedad.

[apunte]

Especialista en sacar provecho de casi todo para el campo

La plena integración. Fernando Jiménez, como ha recordado el mismo Leopoldo Cólogan, la peleó con todas sus fuerzas. Estaba convencido de que el futuro del campo canario pasaba por estar dentro de la UE, lo que se consiguió en el año 1992, con el famoso Poseican y la OCM del plátano, dos instrumentos clave que el defendió como el que más, en todos los frentes y antes todos los agentes y gestores públicos. Era duro de pelar en una mesa.

Las medianías. Pese a estar vinculado al negocio platanero, Jiménez no dejó de lado los cultivos de las medianías, en especial la papa y la vid, ni tampoco la ganadería. Se puede decir que estaba en todas las peleas, y en todas logró algún fruto.

Plátano y tomate. Fueron dos de sus grandes apuestas, y se le recuerda al frente de manifestaciones y protestas, en el puesto más visible. Luchó como nadie por evitar la entrada ilegal en las Islas de productos agrarios, su gran preocupación, por la competencia desleal de estas importaciones y por las plagas y enfermedades asociadas.

[/apunte]

Reacciones

Ricardo Melchior, presidente del Cabildo: “Fue un hombre honesto y honrado”

Para el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, Fernando Jiménez fue un hombre “honesto y honrado” y un gran defensor del sector primario. Además de un destacado profesional de Caja Rural y presidente de Asaga, Jiménez fue consejero del Cabildo desde 1979 a 1983, institución en la que estuvo al frente del área de Agricultura. Ricardo Melchior destacó la actitud luchadora que siempre caracterizó a Fernando Jiménez, “lo que lo llevó a ser muy apreciado en el Cabildo. Yo, particularmente, me honraba de contar con su amistad”.

Leopoldo Cólogan, presidente de la APEB: “Compartimos muchas luchas juntos”

“Se ha ido uno de los grandes”, dijo Leopoldo Cólogan, que compartió con Fernando Jiménez varios años en la dirección de Asaga. De hecho fue el propio Jiménez quien lo sustituyó. “Tengo muchos recuerdos de nuestra época juntos. Peleamos por la integración de Canarias en la Unión Europea”, recordó Cólogan, y también “compartimos la lucha por la ley de aguas”. “Era un gran hombre, muy vinculado a la defensa del sector agrario en Canarias y en Madrid, a través de Asaga nacional”.

Miguel López, presidente de COAG en Tenerife: “Siempre defendió el campo”

El presidente insular de la COAG, Miguel López, afirmó que Jiménez fue un hombre que dedicó su vida al sector y a defender los intereses de éste “allí donde estuviera. Se puede decir que murió con las botas puestas”, explicó. López destacó, entre sus múltiples “batallas”, el proyecto Germobanco. “Fue de las últimas cosas que hizo antes de dejar Asaga y para el sector supuso un punto de inflexión”. Fernando Jiménez hizo “una gran contribución al sector”, subrayó Miguel López.

[apunte]