X
... Y NO ES BROMA >

Niños, a fregar > Conrado Flores

   

¿Quién dijo que no hay gente con ideas para salir de la crisis? Newt Gingrich, un serio aspirante del partido republicano a presidente de los EE.UU., ha manifestado recientemente que “las actuales leyes infantiles son estúpidas” y que los niños de familias desfavorecidas deberían poder trabajar para pagarse la escuela. Según su opinión, los niños mayores de 9 años podrían limpiar los suelos y los baños de sus centros educativos durante una media de 20 horas por semana a cambio de un pequeño incentivo económico. De este modo, la administración pública también podría ahorrarse los sueldos de los actuales empleados de la limpieza.

Así son los conservadores norteamericanos: gente moderna, sin complejos, siempre mirando hacia el futuro. ¿Cómo no se nos había ocurrido antes? ¡Claro! Los niños tienen un montón de posibilidades en el ámbito de la limpieza. Al ser más pequeños llegan mejor a las esquinas y a los lugares más inaccesibles, y no sólo de los colegios, sino también de los hospitales, para ganarse su asistencia médica. ¿Qué quieren? ¿Estar todo el día jugando? ¿Por qué tenerlos por las tardes en karate cuando pueden estar limpiando suelos? Si tienen que defenderse, que usen el palo de la fregona.

Yo creo que el truco está en decirles que se trata de un juego y ver si cuela. Recuerda que los niños son competitivos y con un poco de suerte quizás podríamos ahorrarnos también sus pequeños sueldos. Podríamos pedirles que trajeran bolsas de basura y unos guantes porque van a jugar a una nueva variante de El patio de mi casa, que en este caso, en vez de ser particular, es para limpiar. Sobre todo la basura y los papeles que han tirado sus compañeros de familias más acomodadas. ¡Viva la integración!

Menudo fenómeno el Newt Gingrich. Y no crean, el tipo no es tan mayor: sólo 68 años. No me extraña que vaya el primero en las encuestas para encabezar la lista republicana a la Casa Blanca. Si quiere poner a los niños pobres a currar de este modo, imagínate lo que quiere hacer con sus padres.