X
Análisis >

Papas por internet > Wladimiro Rodríguez Brito

   

En torno al cultivo de la papa se labraba en Canarias más de 20.000 hectáreas, si bien en los últimos años la crisis en el sector primario, y en particular, en las tierras sembradas de papas, ha hecho que la superficie cultivada haya disminuido a menos de una tercera parte de lo sembrado en los años setenta. Es decir, hemos pasado de cultivar más de 15.000 hectáreas de papas a algo menos de 4.000 hectáreas (2010). Es más, el año que termina estos días ha sido ruinoso para los agricultores puesto que no han conseguido ni tan siquiera 0,30 euros por un kilo, cuando los costes de producción se sitúan en Canarias entre 0,40 y 0,60 euros/kilo. No olvidemos que las papas son un cultivo eminentemente social, que no sólo se siembra en las medianías húmedas del norte, sino que se ha cultivado de manera importante también en los jables del sur de Tenerife o en los enarenados de Lanzarote; incluso en la árida Fuerteventura. En Canarias, las papas han jugado un papel relevante no sólo por la importancia de las tierras labradas, sino porque es parte de nuestra dieta; y lo que no es menos importante, un elemento culinario de referencia local. Por ello, los canarios demandamos en torno a diez millones de kilos de papas mensuales, de tal manera que el año que ahora termina hemos importado unos 80 millones, y lo que es más lamentable, la producción en las Islas posiblemente no alcanza los 40 millones. Y es en este marco en el que, con unos importantes costes de producción, dado que la semilla, en parte, la traemos de las islas británicas y tiene un coste en torno a un euro cada kilo, no podemos entender que se importen papas a Canarias desde las islas británicas y desde otros puntos más discutibles, como Malta, para que se arruinen las producciones locales, puesto que este año se han vendido papas en Canarias incluso a cinco euros los 25 kilos. Y es más, en el caso de Malta, dudamos de que las papas que han entrado se hayan producido en ese territorio (ya que Malta es una isla de 300 kilómetros cuadrados y más de 600.000 habitantes: ¿exporta papas Malta o se trata de un fraude?). Es difícil explicar que se produzcan papas en algún sitio del mundo para vendérselas a nuestros consumidores a 0,20 o 0,30 euros el kilo cuando solos los costes de los fletes y embalajes de las islas británicas a Canarias suponen más de un 0,10 euros. Por ello, creemos que las papas que llegan a Canarias a esos precios se han producido vía internet. Gran parte de las importaciones que hemos hecho en Canarias llegan en situación dumping. Estamos en la obligación de hacer un nuevo planteamiento sobre el cultivo de papas en Canarias por tratarse no sólo de un papel social importante (por los puestos de trabajo), sino también desde un punto de vista ambiental porque ello permitiría limpiar de maleza gran parte de las medianías que hoy están ocupadas por zarzales, helecheras, magarza y un largo etcétera que genera riesgo de incendios. En este marco entendemos que es posible el autoabastecimiento de papas en Canarias, y que el cultivo de papas no solo nos hace menos dependientes en alimentación sino que juega un papel clave en las medianías , ya que en torno a las papas también se cultivan viñedos y otros frutales, o bien como rotación con los cereales. Las papas son cultura, paisaje y estabilidad social. En consecuencia, con unas medidas mínimas protectoras en cuanto al control de las importaciones y a un mayor rigor en la comercialización y distribución se puede generar en torno al cultivo de papas varios miles de puestos de trabajo, tan necesarios en los tiempos que corren. En los tiempos que corren es posible y necesario reactivar el sector primario y en particular el autoabastecimiento de un cultivo tan importante en estas Islas como la papa.