X
Maldito parné >

Perdidos en CC > María Fresno

   

Andan un poco descolocados en Coalición Canaria. A los malos resultados electorales obtenidos el pasado 20 de noviembre [los canarios no terminan de perdonar el pacto con el PSOE] se une el dardo envenenado de Ana Oramas, la misma noche de la derrota electoral, reclamando una refundación del nacionalismo canario. Desde la cúpula de CC no tardaron 24 horas en aplacar esta mini crisis, pero estos días se celebran unas jornadas sobre el nacionalismo en las que la propia Ana Oramas ha vuelto a insistir en un cambio de rumbo y en la entrada de savia nueva en la formación. Más claro el agua.

A todo esto, mientras Paulino Rivero intenta controlar este pequeño conato de crisis interna, se empieza a prender la mecha en el Parlamento regional. CC se olvida literalmente del hospital del Norte en los presupuestos y tiene que ser su socio de Gobierno, es decir el PSOE, el que, vía enmienda, dote presupuestariamente esta infraestructura.

ATI se olvida del Norte de Tenerife y, encima, al portavoz del grupo nacionalista en la Cámara regional, José Miguel Barragán, no se le ocurre decir otra cosa que en Fuerteventura, de donde procede por cierto, no se ha hecho un hospital en 10 años. Pero ¿qué ocurre?, que porque no se haga en una isla, ¿tampoco puede hacerse en la otra? ¿Volvemos a la división insular?

O no es cierto que la construcción y dotación de esta infraestructura generará empleo y riqueza. Y ¿no es cierto que precisamente empleo es lo que necesita Canarias? Creo que, en este caso, la inversión está amortizada.

Lo que está ocurriendo no es otra cosa sino la prueba de que empiezan a acrecentarse las diferencias en el Gobierno. Unas diferencias que están llevando a movimientos dentro del seno de Coalición Canaria, donde Paulino Rivero empieza a perder fuerza. Por ello, una vez más insisto en la necesidad de que los técnicos pasen a un primer plano. Es absolutamente necesario un cambio de rumbo si Canarias quiere dejar de estar a la cola de todo.

Las Islas necesitan generar riqueza y empleo y eso solo se consigue facilitando que el emprendedor cree empresas y también con grandes infraestructuras, como puede ser un hospital o un muelle deportivo. Solo creando empleo se podrá empezar a ver la luz. Parar grandes proyectos porque asusta su inversión no hace sino retrasar nuestro crecimiento, como también cortarle el presupuesto al ITC. ¿No es este Gobierno el que apostaba por las nuevas tecnologías?