X
DA2 > SECTOR X

Propósitos de año nuevo

   

POR REBECA DÍAZ-BERNARDO

Para el año nuevísimo que mañana estrenamos quisiera pedir muchas cosas y varias de ellas probablemente sean las mismas que el grueso de la población terrícola; paz en el mundo, amor a mi alrededor, salud y trabajo para mis seres queridos…, que el Armageddon pronosticado por los Mayas se salte nuestro planeta el próximo diciembre, que España vuelva a ganar la Eurocopa, dejar de fumar, dejar las galletas de chocolate y que me quite pronto de encima los kilos ganados en las cenas de estos días y pueda volver a ponerme esa falda en verano…, en fin, pequeñeces que todos deseamos y que probablemente se cumplirán. Pero como eso será a partir de mañana, aún tenemos esta noche para poner en práctica un buen plan que haga que todo se logre y suceda con éxito y esta receta incluye por supuesto ropa interior roja, doce uvas y una botella de sidra, que no están las cosas para Moët & Chandon Brut Imperial.

Preparativos: a ser posible la ropa interior que sea roja apasionada aunque sean unas bragas o tanga cualquiera con un Papa Noel impreso en el trasero o un calzoncillo con un reno de enorme nariz roja justo ahí, entre las piernas, bajo el ombligo. El sujetador también rojo, más que nada para que cuando te quedes en cueros guardes una armonía de color, porque el rojo con lo que mejor combina, dicen, es con rojo y punto pelota. Un consejo, olvídate de usar liguero o parafernalia más sexy esta noche, luego veras por qué. Las uvas que estén peladitas y sin pepitas para no atragantarse desde el principio de la cuenta atrás y la botella de sidra o de cava o de Moët & Chandon o de vino o de tónica o de refresco de fresa, la dejas ahí cerquita y a mano para abrirla en cuanto suene la duodécima campanada, no la abras antes que da mala suerte.

Una última cosa: procura, durante la cena, meterle mano a tu pareja sin piedad ni pudor, búscale la nariz al reno y acaríciale los cuernos, eso sí, ya sabes, por debajo de la mesa no te vaya a ver tu abuela y la tengamos liada parda antes de empezar el año nuevo. Bien, según en qué cadena de la tele sigas las campanadas en directo, hay o no cuartos pero da igual, cuando comienzan ya sabemos que son cuatro y que suenan distinto (algo como Tan-tan, Tan- tan…) te da tiempo a prepararte dos segunditos más hasta el primer Tannn de los doce realmente importantes.

Tan, primero de todo te metes la uva en la boca, siempre lo primero, recuerda que son doce y tienes poco tiempo; le coges la mano a tu media naranja y así como un poco picarona, le miras directamente a los ojos.

No perder el contacto visual en todo el tiempo, también muy importante. Tan, uva para adentro, la muerdes mientras picas un ojo. Tan, uva, la vuelves a morder, mirándole y le lanzas un besito al aire. Tan, uva, besito al aire y picas el ojo, todo a la vez. Tan, uva, la muerdes mientras te acercas y le das un piquito de dulce sabor. Tan, uva, repite lo anterior porque me parece que es bonito y coqueto…

Tan, uva, te acercas antes de morderla y le ofreces la mitad para que la muerda él (o ella). Tan, uva, de la que repites lo anterior, le rozas los labios con tu lengua. Tan, uva, esta vez el beso que dure un poco más… Tan, aquí es donde tienes que estar presta y rapidita, porque toca toser como loca simulando un atragantón mientras coges la botella de lo que sea que tengas preparada y salir escopetada al baño no sin antes haberle hecho una seña a tu pareja para que te siga, igual de escopetado. Tan, de la que suena la campanada ya te tienes que estar remangando la falda o quitándote los pantalones y echando el fechillo a la puerta del baño y metiéndote la penúltima uva en la boca, no te olvides de la uva… Tan, última uva, abran la botella como puedan y márquense el primero del año despreocupándose de los demás durante siete u ocho minutos que es el rato que pasará antes de que nadie los eche de menos, piensa que estarán intentando ver los fuegos artificiales municipales, brindando, abrazándose e incluso intentando hacer la primera llamada telefónica del año, así que procuren ser rápidos que para eso hace ya un par de semanas que aprendimos.

Si se supone que tal y como empiezas el año, así serán los siguientes días del mismo, con este meneo de ritual te pronostico risas, buen rollito, y mucha pasión…

Feliz 2012, que todos nuestros sueños se cumplan y que el año nuevo nos colme de prosperidad, salud y mucho amor.

[apunte]

TOP SECRET

Moët & Chandon Brut Imperial: el champagne más vendido del mundo, lleno de frescura, elegancia y seducción. Los personajes femeninos más importantes de la historia han contribuido a su fama, la madre de Napoleón Bonaparte, así como su esposa Josefina, fueron unas excelentes embajadoras bajo el Primer Imperio, de ahí su nombre. Su secreto, que no se puede desvelar, permite incluso incorporar cubitos de hielo sin que haya una pérdida de burbujas o aroma. Una bebida muy interesante para ocasiones en las que se necesita que el espumoso dure más tiempo en la copa.

Victoria’s Secret: desde hace casi quince años, cada mes de noviembre, los Ángeles desfilan en ropa interior poniéndonos los dientes largos a todas nuestras compatriotas porque en España no hay ni una sola tienda de esta franquicia donde poder comprar la lencería de ensueño de la marca estadounidense, pero en www.victoriassecret.com puedes adquirir prácticamente cualquiera de sus productos, con cargo adicional por envío internacional por supuesto.

[/apunte]

Lo lograste