X
Opinión >

Pymes > Ignacio González Santiago

   

Las pequeñas y medianas empresas, pymes, representan el 95 % del número total de las empresas canarias y contratan al 70% de los trabajadores. Sin embargo, y aunque todo el mundo habla de lo importantes que son las pymes en nuestra economía, nadie ha hecho nada significativo por ellas, hasta ahora, a pesar que todos los años cierran más de 1.200 en el archipiélago, desde que empezó la crisis, a finales del 2007. Otras comunidades autónomas ya han aprobado leyes de apoyo a las pymes y los autónomos, o están tramitándolas, como el País Vasco, Baleares, Castilla La Mancha y Andalucía. Por eso, en el Grupo Parlamentario Nacionalista Canario, CC-PNC-CCN, estamos trabajando en una ley de pymes y autónomos, que impida que nuestras pequeñas empresas sigan cerrando. Una ley que reduzca la fiscalidad que las ahoga, simplifique el excesivo e innecesario entramado burocrático, forme a los empresarios y autónomos en las capacidades gerenciales que necesitan para sacar adelante su negocio y en las nuevas tecnologías, y fomente la creación de nuevas empresas.

Como ponente de dicha ley, pretendo que ésta cuente con el respaldo unánime de todos los seis partidos presentes en el Parlamento de Canarias, PP, PSOE, CC, CCN, NC y PIL, y recoja las medidas que propongan los propios empresarios para seguir abiertos, no las que se nos ocurran a nosotros, los parlamentarios, o al gobierno de turno.
El pasado martes, 29 de noviembre, fue un gran día para las pymes y los autónomos canarios. Ese día, emplacé, ante el Pleno del Parlamento de Canarias, a todos los grupos políticos a participar activamente en la elaboración de este texto legislativo tan importante para las pymes y en las reuniones que estábamos llevando a cabo con las instituciones y asociaciones más representativas del sector, para recoger directamente sus sugerencias.

La magnífica noticia para las pymes es que todos me dijeron que sí y se comprometieron públicamente a hacerlo. Si los cuatro grupos políticos, PP, PSOE, Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN) y Mixto (NC-PIL) trabajamos juntos, muy pronto podremos elevar al Pleno, para su toma en consideración la primera proposición de ley de pymes y autónomos de Canarias y, si estamos de acuerdo, tramitarla por vía de urgencia, porque las pymes no pueden esperar más.

Sé que este anuncio no será suficiente por sí mismo para que nuestros pequeños empresarios y autónomos, los más valientes y emprendedores de la clase, sobrevivan, pero sí para que se animen, porque por fin alguien, el Parlamento de Canarias, se va a ocupar de verdad de ellos y va a legislar para que el resto de las instituciones canarias, el gobierno autonómico, los cabildos y los ayuntamientos los ayuden a mantener los puestos de trabajo. La ley se aprobará después de que muchas pequeñas empresas desgraciadamente ya hayan cerrado, pero será tan potente que mantendrá abiertas las que continúan y animará, sin duda, a los pequeños empresarios que cerraron, para que vuelvan a abrir, y a otros nuevos, a empezar su propio negocio.

*Presidente federal del Centro Canario Nacionalista (CCN). Portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN)