X
La Palma >

Quejas ante la eliminación del servicio de ambulancia de guardia en Garafía

   

EUGENIA PAIZ | Garafía

Los vecinos de Garafía, el municipio con la media de edad más elevada de toda Canarias, estudian llevar a cabo movilizaciones -la primera de ellas en forma de manifestación-, para expresar su rechazo a la eliminación del servicio de ambulancia de guardia, que el Servicio Canario de la Salud ha decidido suspender a partir del 1 de enero.

El alcalde de la villa norteña, Yeray Rodríguez, se mostraba consternado por “este recorte en materia sanitaria”. Explicó que “deja a los vecinos del municipio de Garafía -con una población dispersa y una complicadísima orografía, con muchas personas que viven aisladas y que habitan solas pese a tener una avanzada edad-, sin un servicio que nos parece vital para garantizar las mínimas condiciones de calidad sanitaria”.

El servicio, que presta de forma concertada el Servicio Canario de la Salud con la organización no gubernamental de Cruz Roja, ha supuesto hasta la fecha y durante más de 10 años, la garantía de una rápida y eficaz respuesta sanitaria en muchos casos. Así lo han explicado vecinos de varios puntos de la villa norteña, que aseguraron en declaraciones a este diario que “no nos vamos a quedar de brazos cruzados mientras se decide de forma unilateral que no hay dinero para sufragar un servicio que es básico y que en varias ocasiones ha permitido que tengamos asistencia médica de forma rápida gracias al traslado al centro de urgencias comarcal de Los Llanos de Aridane, a una hora de distancia en ambulancia”. A partir del 1 de enero, los casos urgentes en materia sanitaria en Garafía tendrán que ser atendidos, por una de las dos ambulancias de guardia que dan cobertura a los vecinos de Barlovento o de Tijarafe, con lo que los tiempos de respuesta se incrementarían al menos 45 minutos más.

El alcalde Garafía comunicó ayer su intención de dirigir una carta urgente al Servicio Canario de la Salud, para reclamar la toma en consideración de los vecinos y las necesidades de la población en materia sanitaria, para “tratar así de evitar que esta decisión tan desacertada se lleve a efecto”, manifestó también el alcalde.

Yeray Rodríguez detalló igualmente que “los datos facilitados por el responsable del Servicio Canario de la Salud en La Palma -en una conversación mantenida ayer por la mañana- es que la decisión se ha tomado teniendo en cuenta que el servicio de traslado tarda en activarse una hora, algo que no tiene sentido dado que aún tardará más viniendo de Barlovento o de Tijarafe”, agregó el alcalde de Garafía.