X
debate de investidura >

Rajoy anuncia otro recorte de 16.500 millones para 2012

   

El líder del PP, Mariano Rajoy, durante su discurso en la sesión de su investidura como presidente del Gobierno. | EFE

AGENCIAS | Madrid

El candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado hoy que todas las partidas presupuestarias son “susceptibles” de recortes salvo las pensiones y ha anunciado medidas como la supresión de los puentes festivos, aunque ha asegurado que no tiene intención de subir impuestos.

En su discurso de investidura ante el Congreso, Rajoy ha destacado la difícil situación económica de España y ha dibujado un panorama “muy sombrío” pese a que cree que hay capacidad suficiente para que el país aleje los “nubarrones”.

La “tarea nacional” que pretende tiene un coste, según sus cálculos: España debe ahorrar en 2012 un total de 16.500 millones de euros para lanzar al mundo el compromiso de que el déficit del 4,4 por ciento del año que viene se cumplirá.

Entre sus anuncios, además de la supresión de los puentes festivos y de un bachillerato de tres años, ha estado la cancelación de la reposición de personal en el sector público.

También ha concretado los plazos de sus prioridades. La esencial, una nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria acorde con la reforma constitucional contra el déficit descontrolado, llegará a las Cortes en enero, al igual que el decreto de medidas urgentes que aprobará el Consejo de Ministros del 30 de diciembre.

Debido al “vacío legal y a la inseguridad jurídica” que crea la falta de Presupuestos, Rajoy quiere consolidar cuanto antes su modelo económico de disciplina total en el gasto, y lo hará por medio de este decreto que actualizará las pensiones a partir del 1 de enero tal y como había prometido durante la campaña electoral.

En todas las partidas presupuestarios habrá un análisis pormenorizado para no gastar “ni un euro de más”.

Todo ello ha llevado al presidente del grupo socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, a instar a Rajoy a concretar sus propuestas o decir para cuando se guarda las malas noticias, y a pedirle que desvelara si subirá el IVA o reformará las pensiones.

El candidato le ha respondido: mantendrá la jubilación a los 67 años y no tiene intención de subir los impuestos porque “no es lo más razonable” en este momento.
Rubalcaba ha garantizado lealtad en la política antiterrorista y ha ofrecido pactos y colaboración al líder del PP.

Eso sí, siempre que no se vea afectado el Estado del bienestar, ante lo que Rajoy ha aclarado que no se da por aludido cuando el PSOE le acusa de querer desmantelarlo.

El dirigente socialista ha pedido tiempo para ver si funciona la reforma laboral antes de llevar a cabo una nueva, ha propuesto aumentar el porcentaje de déficit estructural pactado del 0,4 al 0,5 por ciento que ha recogido la UE, y ha pedido a Rajoy que retire el recurso presentado ante el Tribunal Constitucional por el matrimonio homosexual.

Rajoy ha avanzado que, en los próximos tres meses, enviará al Congreso una ley de independencia de los organismos reguladores, otra de apoyo a los emprendedores, la renovación del Tribunal Constitucional, del Defensor del Pueblo y de RTVE; una norma de transparencia y buen gobierno, y la reforma laboral.

Para el verano espera culminar la reforma del modelo financiero, que se encarrilará por la vía de las fusiones. En este ámbito ha asegurado no estar a favor de crear un “banco malo”.

En contra de lo previsto, no ha desvelado la estructura de su Gobierno.

Rajoy ha escuchado los reproches del portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, por considerar que, a pesar de las reiteradas peticiones de que explicase su posición, no se haya mojado ante la solicitud de un pacto fiscal para Cataluña.

Eso, según Duran, repercutirá mañana en el sentido del voto de sus diputados en la investidura de Rajoy, quien se ha limitado a señalar que el pacto fiscal no está entre sus asuntos prioritarios en la primera etapa de la legislatura porque quiere volcarse en la creación de empleo y el crecimiento económico.

Cayo Lara, de IU, ha vaticinado que el nuevo Gobierno mantendrá la política llevada a cabo por el saliente, mientras que Joan Coscubiela, de ICV, ha calificado de “políticas suicidas” las que cree que el PP llevará a cabo.

Rajoy ha propuesto igualmente un “gran pacto nacional del agua”, y lo ha hecho en respuesta al diputado de la Chunta Aragonesista (CHA), Chesús Yuste, quien le ha pedido “valentía” para aclarar si pondrá en marcha el trasvase del Ebro.

En nombre de UPyD, Rosa Díez ha ofrecido su apoyo a Rajoy para regenerar la democracia con medidas como la reforma de la ley electoral (que no prevé el líder del PP), mientras que el diputado del Foro de Ciudadanos, Enrique Álvarez Sostres, le ha reiterado su apoyo “sin contrapartidas”.

La sesión de investidura concluirá este martes con la intervención de los portavoces que no han hablado y con la votación de la que Rajoy saldrá como sexto presidente de la etapa democrática.

Los diputados populares aplauden a Mariano Rajoy tras su discurso en la primera sesión del debate para su investidura. | EFE

Ley de Estabilidad Presupuestaria

El próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy anunció el proyecto de Presupuestos para 2012 antes del 31 de marzo. “Todo se podrá revisar menos las pensiones”, aseguró.

Rajoy, subrayó que la primera gran ley de política del Gobierno será la Ley de Estabilidad Presupuesta, que se presentará en enero y que desarrollará la reforma constitucional recientemente aprobada, en la que se incorporaron límites de gasto y endeudamiento vinculantes para todas las Administraciones Públicas.

En su discurso de investidura en el Congreso de los Diputados, ha afirmado que ésta será la primera gran ley de política económica del Gobierno, ya pactada con el PSOE para incluirla en una reforma constitucional, y en la que se asumirán todos los compromisos con la Unión Europea.

Así, se establecerán los criterios para la reducción progresiva de deuda hasta el 60 por ciento en 2020, y se fijará en un 0,4 por ciento el déficit estructural global máximo del conjunto de las administraciones públicas a partir de ese año

Rajoy explicó que en esta ley “el Gobierno asumirá todos los compromisos de España con la Unión Europea” con el objetivo de que esta norma sea “la guía de la elaboración” de los Presupuestos Generales del Estado para 2012.

[apunte]

Suspende la oferta de empleo público

Mariano Rajoy, ha propuesto un “redimensionamiento” del sector público y del personal a su servicio, mediante la “reestructuración y supresión de organismos públicos, agencias y otras entidades públicas”, y la congelación de la oferta pública de empleo.

La reforma del sector público será una de las primeras medidas que acometerá el próximo gobierno del PP con una primera medida, que consistirá en no aumentar el personal público, “manteniendo en cero la tasa de reposición”, excepto en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en los Servicios Públicos Básicos.

Durante el discurso de investidura, Rajoy ha indicado que su Gobierno “llevará a cero” la tasa de reposición del personal del sector público en el ámbito de la oferta pública de empleo, excepto en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los servicios públicos básicos.

El próximo presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha señalado hoy, durante su intervención en el debate de investidura en el Congreso de los Diputados, que llevará a cabo una profunda reforma bajo la premisa de “Una Administración, una competencia” con el fin de primar la austeridad y evitar duplicidades.

Ha explicado que también se suprimirán organismos autónomos, agencias y otras entidades públicas y habrá una reducción de los gastos de funcionamiento de la Administración, mediante el recorte de los gastos corrientes de la Administración General del Estado.

Además anunció que su Ejecutivo va a abrir un “proceso de simplificación” del sector público empresarial y fundacional del Estado con el objetivo de reducir sensiblemente este tipo de entidades.

Asimismo llevará a cabo una reducción de los gastos de funcionamiento de la Administración mediante el recorte de los gastos corrientes de la Administración General del Estado, la gestión integral del patrimonio inmobiliario y de los alquileres, del recurso a centrales de compras, “incluso entre Administraciones Públicas de diferente ámbito, para conseguir mejores precios y la racionalización de los medios personales y materiales a disposición de la Administración”, explicó.

[/apunte]

Creará un Ministerio de Agricultura para “poner en valor” el sector agrícola

El próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confirmado este lunes durante el debate de investidura que creará un Ministerio de Agricultura para “poner en valor” el sector agrícola.

Rajoy ha precisado que este departamento tendrá como uno de sus objetivos principales la elaboración de una estrategia nacional para la defensa de los intereses del sector español en la Unión Europea (UE).

En cuanto a la pesca, ha adelantado que su Gobierno actualizará la normativa vigente para adaptarla a la nueva Política Pesquera Común (PPC) y a sus criterios, para que se resuelva de forma eficaz la regulación de la flota.

Asimismo, ha asegurado que su Ejecutivo fomentará la internacionalización del sector agroalimentario nacional, al que ha definido como “exportador y muy importante en el PIB”.

El próximo Gobierno prevé alcanzar este objetivo a través de la promoción de la industria y “la implantación de la gastronomía española en el ámbito internacional”.