X
crisis deuda soberana >

Rajoy garantiza que se cumplirá con el déficit y de la deuda, pero con recetas propias

   

EFE | Madrid

El próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dejará claro en España y en Europa su compromiso irrenunciable con la contención del déficit y de la deuda y que para ello tiene recetas propias que no tienen por qué parecerse a las de otros Gobiernos, como el de Mario Monti en Italia.

Durante una conversación informal con periodistas después de la celebración en el Congreso del Día de la Constitución, el líder del PP no ha precisado cuáles son esas recetas ni en qué consisten, pero sí ha incidido en que su método para recuperar la credibilidad será suyo, sin necesidad de que guarde parecidos con otros.

Cuando le han preguntado los periodistas qué opinión tenía del plan de ajuste que Monti anunció hace dos días, ha respondido: “Cada uno tiene sus recetas, yo tengo las mías”.

El ganador de las últimas elecciones no sabe aún que hará con los Presupuestos vigentes, que son los de este ejercicio y que para el que viene se deberán prorrogar al no haberlos presentado en plazo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Rajoy, quien aún no conoce los ingresos previstos, aunque cree que el Gobierno en funciones se lo hará saber pronto, sabe que ha de tomar decisiones rápidamente y se ha marcado el tope de marzo de 2012 para adoptar algunas, aunque no sabe cuáles, tampoco por ejemplo una posible subida del IVA.

En la charla con los periodistas, ha puesto énfasis en la lucha contra el déficit y en que por esa dirección irán sus primeras medidas.

A la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, Nicolas Sarkozy, se lo dejará muy claro el jueves que viene en Marsella, en sendas reuniones bilaterales.

Los puntos en los que basará su punto de vista serán cuatro: primero, que el compromiso de España con el déficit es “irrenunciable”; segundo, que urge despejar cuanto antes las dudas sobre la deuda soberana, y que en ello toda la UE tiene que poner de su parte; tercero, que las reformas del nuevo Tratado esbozado ayer tienen que llevarse a cabo con celeridad; y cuarto, que hará reformas.

Sobre los eurobonos, una opción que varias voces han reclamado en la Unión, el próximo presidente ha preferido mantener la prudencia y comentar que “la construcción europea se hace poco a poco”.

Rajoy, además, señalará a la canciller alemana y al presidente francés que España ya tiene la promesa por la reducción del déficit en su Constitución y que la primera ley que desarrollará su Gobierno será la de la estabilidad presupuestaria.

Esto mismo lo corroborará Zapatero en la Cumbre del día 9, pues el líder del PP y él han hablado de ello estos días, y “muy satisfactoriamente”, según sus palabras.

El líder del PP, con todo, ha subrayado que no ha preparado con hincapié sus entrevistas con Merkel y Sarkozy, toda vez que sabe desde hace tiempo lo que les va a decir, básicamente porque coincide con lo que ha venido defendiendo desde hace semanas.

Sin embargo, ha habido una novedad en las últimas fechas: las bases para un nuevo Tratado europeo que los mandatarios alemana y francés plantearon ayer.

El presidente del PP ha reconocido que le gusta lo que ha leído de ese documento y que, por esa razón, lo apoyará.

Apenas ha descansado Rajoy desde que ganó las elecciones, según ha remarcado, y estos días le están resultando “complicados”.
En Pontevedra, este pasado fin de semana, pudo estar con su familia unas horas, pero enseguida regresó a Madrid