X
PRINCIPIA > CIENCIA

Restingolitas: para el CSI

   

VERÓNICA MARTÍN | Santa Cruz de Tenerife

Las restingolitas son un material nuevo. / FRAN PALLERO

Las han llamado restingolitas porque son las piedras que han salido del volcán de La Restinga pero, así se van a quedar porque se trata de un material mixto inédito. Los investigadores de varias universidades trabajan para saber qué es y cómo se formaron estas particulares formaciones que son negras por fuera y tienen una imagen espumosa de un curioso color blanco por dentro.

Una de las personas que está tratando de desentrañar este asunto – que es ya propio de un CSI petrológico- es el profesor de la Universidad de La Laguna José Antonio Díaz Losada, quien explica que las restingolitas son los “materiales mixtos flotantes del principio de la erupción: está formado por una corteza exterior de composición basanítica -que es similar a un basalto- que está embadurnando a un material a un aspecto similar a la gomaespuma aunque es un material pétreo”. El profesor insiste en que lo más curioso de este material es el “núcleo blanco y poroso que se dice que tiene una composición traquítico-riolítica”. Ahora, la pregunta está en saber exactamente de dónde sale este especial compuesto mineral.

El profesor Losada explicará este asunto el próximo sábado en la Primeras Jornadas de Periodismo Volcanológico organizadas por la Asociación Volcanológica de Canarias (Avcan) y la Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC) que tendrán lugar en la Casa de los Capitanes de La Laguna a partir de las 09.30 horas. Losada informa de que “es probable que el material blanco derive de sedimentos silicios de la corteza oceánica que han sido fundidos por el magma basáltico y, posteriormente, sacados a la superficie. Es también posible que este sedimento silíco esté mezclado con arenas o, incluso, con caparazones y restos orgánicos”. El profesor de la ULL defiende esta idea pero, reconoce que hay otras también plausibles como el origen magmático de este material blanco, tal y como apuntaron investigadores de la Universidad de Barcelona. Lo único en lo que coinciden todos es que la parte oscura es de origen magmático. Ahora, lo que no es normal es que salga recubriendo otro material en su interior. Lo habitual es que el magma salga y, del calor, se genere una burbuja de aire que se queda en el interior generando unas bombas de lava que, en la superficie, suelen explotar. Sin embargo, la sorpresa ha sido el material blanco. La tesis de la ULL es que el calor de la erupción habría podido inducir la fusión incipiente de este silicio que se habría puesto a hervir produciéndose burbujas y generando esa porosidad. “Este material no es nada común y, con esta textura, no se conoce nada parecido en las erupciones de Canarias y de fuera tampoco. Es un material nuevo, mixto, aunque los investigadores del Pevolca hablan de magma riolítico”. De momento, este material va a dar mucho que hablar y que publicar en los próximos años. Eso sí, siempre que tengan suficientes muestras como para poder estudiar, ya que este profesor de la ULL critica la falta de acceso al material.

Se trata de un material inédito, que va a dar mucho que hablar y que publicar en los próximos años. / DA

Diccionario básico

En la misma jornada, el profesor de Geología de la ULL Antonio Eff Darwich va a dar una conferencia donde explicará el diccionario básico de la erupción de El Hierro. Eff Darwich explica que los tres elementos básicos de la monitorización volcánica son la sismología, la deformación y la geoquímica. Con respecto a la sismología, el profesor recalca que es la parte que se encarga de detectar terremotos; ver cómo se localizan, la profundidad que tienen y la magnitud.

En este sentido, recuerda la diferencia entre intensidad y magnitud. La primera hace relación a los datos obtenidos por los sismógrafos y la segunda tiene más que ver con lo que la población siente en el momento del terremoto. “Por ejemplo, el terremoto de Lorca -que fue de cinco- se sintió por la población igual que el de Japón que fue de nueve. La diferencia está en que el epicentro del español estaba casi en la superficie”. Los otros parámetros esenciales son la deformación y la geoquímica (es decir, la medición de gases) que juntos hacen ver “qué está ocurriendo con la erupción”, explica. Una palabra clave es tremor. “Es el sonido que hace el material al salir por la grieta. Igual que ocurre con una flauta”, dice. Ese tremor puede significar que hay erupción pero “también puede haber tremor sin erupción o erupción sin tremor”.