X
TRÁFICO DE DROGAS >

Tarfaya-Barlovento: 9 horas

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

“No le quepa duda alguna: lo que llaman narcopateras son embarcaciones semirrígidas que pueden viajar desde Tarfaya (Marruecos) hasta La Palma en seis o siete horas como mucho. Basta con los motores oportunos y el combustible necesario”.

Quien se expresa con tanta contundencia sabe de lo que habla, no en balde se trata del actual capitán marítimo provincial, Antonio Padrón, que eleva a ocho o nueve horas la duración del trayecto si la embarcación, como es el caso de la que arribó a una cala de Barlovento en la pasada Nochebuena, va cargada con 1.200 kilos de más, en este caso hachís. La aportación de Padrón confirma la pujanza de estas narcopateras, que con la llegada hasta el Norte de La Palma suben un escalón más en la escalada que los enfrenta desde hace años con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, ya que es la primera que se registra en la conocida como Isla Bonita.

Si antaño los narcotraficantes escogían las tranquilas y acogedoras playitas y calas del sureste de tenerife, por citar un ejemplo, hace tiempo que la presión ejercida por las autoridades les ha conducido a correr serios riesgos en costas mucho más abruptas y con mayor oleaje como por ejemplo la de El Sauzal o La Victoria.

Pero este salto hacia La Palma, en un operativo en el que se arrestó a trece personas, doce de ellas en la Isla y la restante en Tenerife, no ha supuesto un reto tecnológico a los traficantes. “Con buen mar, sus motores son muy potentes y tienen poco calado, por lo que en ocasiones alcanzan hasta los treinta nudos. ¿Si pueden atravesar el Archipiélago y volver a la costa marroquí en un día? Les basta con tener el combustible necesario”, aclara Padrón.

Tres son las armas para combatir este tráfico: los sonares radar no sirven porque estas embarcaciones absorben la señal, pero sí las cámaras térmicas que utiliza el SIVE.

Para Antonio Padrón, lo mejor es “la vigilancia, tanto en el punto de salida como en los posibles de llegada”. Sin duda, tarea para los servicios de inteligencia.

[apunte]

Por qué La Palma

Casos como el que nos ocupa o el reciente caso de la banda que, desde Bilbao, introducía cocaína en otras Islas para luego venderla en La Palma, encuentran su explicación en la Memoria de la Fiscalía del TSJC de 2010. En dicho documento, la Fiscalía explica que la Isla se ha vuelto un mercado atractivo para el narcotráfico por dos motivos: el alto precio de venta y la existencia de muchos varones de entre 20 y 40 años y desocupados con dinero fruto de subvenciones y/o indemnizaciones.

[/apunte]