X
Santa Cruz >

Tavío anuncia el voto negativo del PP al presupuesto del próximo año

   

RAÚL DÍAZ | Santa Cruz de Tenerife

El grupo municipal del Partido Popular(PP) en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife votará en contra de los presupuestos municipales de 2012 que el jueves presentará al pleno el grupo de gobierno de CC-PSOE. Así lo confirmó ayer en rueda de prensa su presidenta-portavoz, Cristina Tavío, quien denunció una subida de impuestos “innecesaria” para los chicharreros.

Tavío anunció la intención de rechazar unas cuentas debido, principalmente, a la subida de impuestos y que además, no resuelve la situación tan crítica por la que está pasando el Ayuntamiento capitalino. Los populares exigen un plan económico-financiero para reequilibrar las cuentas municipales, ya que consideran que con el proyecto de presupuesto CC y PSOE convertirán la Casa de los Dragos en una carga para la capital, en lugar de una herramienta para su desarrollo.

Acompañada por los concejales Alexis Oliva y Manuel Fernández, la líder de los populares tinerfeños reconoció el esfuerzo realizado por el área de Hacienda para “hacer más presentables las cuentas municipales”, aunque matizó que visto el resultado “está claro que han tenido más voluntad que acierto”. “Con 26.000 parados, la ciudad está al límite de sus posibilidades y lo que necesita ahora es un proyecto mucho más austero y ambicioso a la vez que, para ahorrar en lo superfluo, gastar de forma eficiente y administrar con transparencia y habilidad”, agregó.

Alexis Oliva desmintió que desde la Concejalía de Hacienda se haya dado “un golpe de timón” a la situación, como aseguró su titular la pasada semana, e insistió en la “escasa ambición” de un proyecto de presupuesto “pensado para otra época muy distinta a la que vivimos”. Según Oliva, “es un grave error limitarse a reducir las transferencias a las áreas, organismos autónomos y empresas municipales, sin realizar las reformas necesarias para que éstas sean rentables y no puedan gastar de más”.

Sobredimensionada

Continuar con esta estructura “sobredimensionada y poco operativa” supone, a juicio de Alexis Oliva, incrementar el déficit que actualmente arrastra el Ayuntamiento, “que al final tendrán que pagar los ciudadanos con sus impuestos y financiar los proveedores”.

Por su parte, Manuel Fernández Vega anunció que el Partido Popular ha renunciado a presentar enmiendas económicas a un presupuesto que considera “irreal y que debería rehacerse en su totalidad”, y ha planteado una única propuesta con la que se pretende demostrar que la subida de impuestos realizada por CC y PSOE es “absolutamente innecesaria”.

Según el texto de la enmienda popular, bastaría con prescindir de 23 partidas referidas a gastos de protocolo, publicidad, dietas y gastos políticos entre otros para cubrir 1,6 millones de euros de más que tendrán que pagar el próximo año los ciudadanos en concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles (contribución), del Impuesto de Vehículos y del IAE.

Será el próximo jueves cuando se debata en el pleno del Ayuntamiento capitalino las cuentas para el próximo año, primera vez en varios ejercicios que se aprobarán en tiempo y forma. A pesar de la negativa de los populares, el presupuesto saldrá adelante, con los votos de CC y PSOE.