X
Sin atajos > Ángel Llanos

Tocan medidas impopulares > Ángel Llanos

   

La historia se repite, por lo que conviene conocerla para acertar. Con Carlos IV comenzaron a traspasarse propiedades privadas a manos públicas (su venta generó 1.600 millones de reales). A principios del siglo XIX se aceleró el derrumbe del régimen señorial, con un paso atrás tras retornar Fernando VII, que restableció a la nobleza sus privilegios. Luego, la desamortización de facto durante la regencia de María Cristina (conventos asaltados gracias al apoyo de Don Carlos), seguida de las reformas del trienio liberal (abolición del régimen señorial) y del decreto de exclaustración general de Mendizábal (1836), que reglamentó la venta de bienes abandonados (4.000 fincas). Estas medidas impopulares para una parte de la población, tenían el mismo objetivo: bajar la deuda del Estado para hacerlo viable.

Hace una semana, se presentaron los Presupuestos de 2012 del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que, ante la incertidumbre económica, descienden a 187 millones euros.

Las críticas al mismo solicitan contradecir a Adam Smith aumentando las subvenciones para las pymes, para la creación de empleo y las ayudas sociales (pese a que suben un 28%), así como bajar los impuestos. Parece que fue un senador del PP el que dijo que “no puede haber de todo, para todo, todo el tiempo”. Y tenía razón; especialmente si en las propuestas económicas no se tienen en cuenta las enseñanzas de Alfred Marshall.

Las deudas judiciales y la sangría de los reconocimientos extrajudiciales solo permiten a la Corporación municipal de Santa Cruz incrementar la inversión vía nuevas operaciones de crédito, gracias a su bajo endeudamiento financiero (menos de la mitad del límite legal); pero para ello deberá cumplir con la Ley de Estabilidad Presupuestaria en su liquidación anual.

Así que tras los ajustes que se aplican desde 2007, la ciudad no debe seguir incrementando servicios sin subir los impuestos o sin reducir sus gastos de personal (38% en estas cuentas, pese a eliminarse la mitad de los cargos directivos y eventuales), ya que la alternativa es continuar recortando en otros bienes corrientes y servicios, lo que haría peligrar su capacidad para ejercer como capital canaria.

Así que tocan medidas impopulares y no propuestas populistas. Y subir los impuestos es lo que su propio nombre indica, y reducir los gastos de personal, también.

Ángel Llanos es Exportavoz del PP en el Cabildo de Tenerife y en el Ayuntamiento de Santa Cruz