X
arona >

Un año para reabrir la travesía de Guaza

   

La travesía ha mejorado su aspecto con aceras más anchas, jardines y mobiliario urbano. | NICOLÁS DORTA

NICOLÁS DORTA | Arona

La travesía de Guaza, con un kilómetro aproximado que dibuja todo el área frontal de este barrio aronero, ha tardado un año en reabrirse al tráfico. A pesar de esta buena noticia para los vecinos, todavía quedan cosas por hacer, como dotar de riego a las plantas que se ubican en las aceras y canalizar las aguas pluviales, actualmente en ejecución y cuyo plazo está previsto para final de mes. Los vecinos llevan un año soportando los vaivenes de unas obras interminables, planteadas en el Plan E, con fecha límite inicial de ejecución el 10 de diciembre de 2010, y un presupuesto superior a los 900.000 euros, figura en el cartel.

El alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, dijo en una visita hace un año que la vía estaría acabada en junio de 2011, pues los problemas con las contratas retrasaron todo.

Mientras, la crisis ha pasado doble factura a los negocios colindantes, desde la venta de coches, supermercados, restaurantes, locutorios, artículos de regalo, farmacia y tiendas de ropa. Alberto Almenara es conocido en todo el barrio donde lleva viviendo 45 años y tiene dos negocios con su mujer. “Claro que hemos notado una bajada en las ventas, estos trabajos han tardado demasiado”, afirma.

Alberto Almenara, un vecino de Guaza, satisfecho con la apertura. | N.D.

Otra vecina, que tiene una tienda de ropa, se queja de que el Ayuntamiento ha hecho las cosas “demasiado despacio”. “La verdad es que ya era hora de que abrieran, estamos contentos porque esto ha quedado más bonito pero la próxima vez pedimos que no tarde tanto”, afirma.

La variante de Guaza, una de las obras en carreteras más necesarias y que también tardó años en construirse, ha absorbido el tráfico de esta travesía. Ahora en Guaza se han incorporado más plazas de aparcamiento. También se han colocado paradas de taxis y guaguas en ambos sentidos, pasos de peatones y alumbrado. El asfaltado ha dependido del Cabildo. La mejora es sustancial.

El día 5 de diciembre se abrió el carril de subida y ayer estaba cerrado en de bajada. Una pala operaba en la parte superior de la travesía para dar los últimos “retoques” en materia de pluviales, saneamiento y telecomunicaciones. Al respecto, el concejal de Obras, Ramón García, pide disculpas a la ciudadanía por este retraso. “Lo que compensa es que ahora ha quedado una verdadera avenida comercial”, subraya.