X
ECONOMÍA >

Un potaje de verduras se encarece el 900% desde la huerta a la mesa

   

M. FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

El sector primario se ha enfrentado en los últimos años a un fuerte alza de los precios. Los productos agrícolas multiplicaron su precio por 6,37 desde su cotización en la huerta hasta el precio de venta al público en las tiendas, la diferencia más alta desde julio de 2009, mientras que los derivados de la ganadería (carne, huevos, leche) casi triplicaron su precio (2,94).

Según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) de productos agrarios y ganaderos publicado por COAG, la media se situó en 5,66, el segundo registro más alto del año. Esta diferencia se debe especialmente a la crisis de precios en origen de las frutas y hortalizas.

Con estos precios, hacer a día de hoy un simple potaje de verduras con bubango, acelgas, zanahorias, cebolla y papa, se encarece casi el 900% desde el campo hasta la mesa; es decir, que si compráramos los productos directamente en origen nos saldría el 900% más barato.

Según este indicador, las cebollas encabezan la clasificación de las grandes diferencias entre el precio en origen y el precio de venta al consumidor. En origen el kilo de cebollas se pagó en noviembre a los productores a una media de 0,04 euros el kilo. En cambio, los consumidores pagaron 1,01 euros el kilo. La diferencia es de 25,25 veces el valor en origen, por lo que la diferencia porcentual se establece en 2.425%. Lo mismo ocurre, por ejemplo, con las papas que en origen se pagó a los productores por un kilo de papas 0,09 euros, mientras que el consumidor pagó el kilo a 0,64 euros. La diferencia es de 7,11 veces el valor de origen lo que porcentualmente se sitúa en un 611%.

Este alza de los precios, según denuncia la COAG, se produce todos los meses. Por ello, desde hace tiempo llevan pidiendo un doble etiquetado que en el producto fresco exponga claramente cuánto se lleva el agricultor por este producto y cuál es -lógicamente- el precio final a pagar.

A este problema al que tiene que enfrentarse mes a mes el agricultor se une el encarecimiento de los productos alimenticios con la llegada del euro. La Oficina del Consumidor (OCU) emitió un informe esta semana apuntando que desde la incorporación del euro, el pan, por ejemplo se ha encarecido un 85%.

[apunte]

Con el euro, los huevos han subido el 114%

La entrada de España en el euro ha provocado un alza general de los precios que, sin embargo, no se ha visto reflejado en los salarios.

Así cuando se van a cumplir diez años desde la desaparición de la peseta, un informe de la OCU refleja que, por ejemplo, el precio del pan y de los huevos se han disparado. De hecho la alimentación ha subido un 48%, la vivienda un 66% y el transporte entre un 45% y un 58%. Productos básicos como el pan han subido un 85%, los huevos un 114%, la leche 48%, el arroz 45% y las papas 116%.

Asimismo, el informe de la OCU señala que en abril de 2001 la cesta de la compra de una familia estaba en torno a 765.378 pesetas al año (4.600 euros). En mayo de este año salía por 6.800 euros, un 48% más cara que hace 10 año.

Este encarecimiento estaría justificado si también se incrementaran los salarios, pero frente al 48% en alimentación, éste sólo ha aumentado un 14% con el euro.

[/apunte]