X
santa úrsula >

Una cena condimentada con solidaridad

   

Voluntarios de todas las edades participaron en la realización de un menú que, tras su elaboración, se envasará al vacío. | MOISÉS PÉREZ

LUIS F. FEBLES |Santa Úrsula

Para muchos, la llegada de la Navidad se convierte en la época perfecta para dar rienda suelta a la cartera más rápida. Para otros, puede ser el momento idóneo para dejar aflorar el sentimiento de solidaridad que durante el resto del año se oculta en la sombra de la pasividad. En aras a contribuir con los más necesitados, el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santa Úrsula toma el camino de la solidaridad, elaborando 400 cestas de navidad para repartirlas entre las familias con menos recursos del municipio norteño.

La idea en el diseño de las cestas tiene como novedad la inclusión de un menú envasado al vacío, y compuesto por una crema de zanahorias y ternera de filo con papas panaderas, todo ello, acompañado de los diferentes alimentos propios de un paquete solidario.


Colaboración vecinal

En un ejemplo de compromiso por parte de los vecinos de Santa Úrsula, los alumnos de la Universidad Popular y jóvenes voluntarios participan en la elaboración de la comida.

El concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento, Víctor Hernández Barroso (PSOE), valora el imprescindible papel de los vecinos en la realidad de este proyecto. “Sólo hay que ver la alegría y la dedicación con la que los voluntarios trabajan para que las cestas estén completas. Así, los más necesitados podrán tener una navidad más digna; también muchas empresas han contribuido con productos, de lo que estamos muy agradecidos”, indica el edil.

La entrega de los diferentes productos y de la cena envasada al vacío se realiza hoy para tener lista una velada de noche buena a la altura de cualquier mesa que se precie. En su esfuerzo por prestar la ayuda social a todos los vecinos que verdaderamente la necesiten, el edil subraya que “tenemos un control de las familias que están pasando por momentos económicos difíciles;son personas usuarias de Servicios Sociales”.

Como medida de ahorro, la Corporación municipal decidió que fueran los vecinos los que con sus propias manos confeccionen el menú para las familias. “Antes de llevar a cabo esta idea, decidimos que lo mejor era no comprar la comida elaborada; apostamos por economizar hasta en la cena”, resalta el concejal de Servicios Sociales.
En esta Navidad, otro año más marcada por la crisis económica, el Ayuntamiento de Santa Úrsula tiende la mano a los que más lo necesitan para que la noche de hoy sea especial para todos los vecinos de la localidad.