X
sucesos >

Una mujer sin tarjeta de embarque entra en el avión en el que viajaba a Tokio desde Barajas el Barcelona y se encerró en el baño de la aeronave

   

EFE | Madrid

Una mujer belga, de origen cubano, consiguió llegar sin tarjeta de embarque al avión en el que viajaban a Tokio desde el aeropuerto de Barajas los jugadores del Barcelona y se encerró en el baño de la aeronave, de donde tuvo que ser evacuada por el personal de Iberia.

Según han informado a Efe fuentes aeroportuarias, el incidente se registró en la madrugada del domingo a bordo del avión que realizaba el vuelo 8824 de JAL a Tokio, compañía que en el aeropuerto de Barajas es asistida por personal de Iberia.

Las fuentes explicaron que la compañía comunicó a la Guardia Civil que una mujer, que carecía de la documentación necesaria para volar, había accedido al interior del avión durante el embarque del vuelo y estaba encerrada en el baño de la aeronave.

Cuando llegaron los agentes a la aeronave, el personal de la compañía ya había conseguido sacarla del servicio del avión y la había trasladado a la terminal.

En un primer momento la “polizona” declaró que no llevaba ninguna documentación, aunque posteriormente los agentes descubrieron que llevaba un pasaporte belga.

La mujer, de unos 20 años, no fue detenida ni fue objeto de ninguna sanción por haber accedido de manera supuestamente ilegal a la aeronave, según las fuentes, que explicaron que llegó al avión, aparcado en la terminal del edificio satélite de la T4, en el autobús de los periodistas que cubren la información del equipo.

Según las fuentes, los jugadores del equipo, los periodistas y el resto de invitados llegaron a Barajas desde el estadio Santiago Bernabéu en varios autobuses y se dirigieron a la “Sala Premium”, situada en la T4.

Fuentes de Aena explicaron que esta sala es gestionada por una empresa que la alquila a personalidades y se accede a ella desde un aparcamiento situado en el exterior de la T4, sin que sea necesario pasar ninguna medida de seguridad.

Para entrar en la zona de embarque del aeropuerto madrileño desde esta sala, hay que pasar un control, que efectúan los vigilantes de seguridad privada y personal del Instituto Armado.

Además, para volar a Tokio es necesario someterse al control de pasaportes que realiza el Cuerpo Nacional de Policía.

El vuelo de JAL a Tokio tenía previsto despegar de Barajas a las 01.40 horas del domingo y salió con media hora de retraso, a las 02.10