X
La Laguna >

Urgencia casual en Bajamar

   

El pasaje peatonal Los Huaracheros deberá ser sustituido en su totalidad. / DA

J. F. JURADO | La Laguna

Varias familias han tenido que ser desalojadas de la zona centro de Bajamar ante el riesgo de hundimiento detectado en sus viviendas, construidas sobre el cauce del barranco Isogue. Dada la gravedad de la situación, el Ayuntamiento de La Laguna ha reaccionado con urgencia y ya trabaja en la zona para garantizar la seguridad de estas casas y acondicionar la canalización del cauce, que da salida hacia el mar a la escorrentía procedente de la montaña aledaña al pueblo.

La intervención se prolongará varios meses, con un coste muy importante para las arcas municipales: 535.580 euros. Personal de Teidagua fue quien dio la voz de alarma sobre el peligro existente, a raíz de una revisión rutinaria del servicio de alcantarillado de la zona. Inmediatamente se ordenó el desalojo de los vecinos cuyas casas se encuentran sobre el mismo barranco y se precintaron los accesos.

El cauce Isogue, de 1,6 kilómetros de longitud, discurre a lo largo de todo el núcleo poblacional de Bajamar, desde la carretera TF-13 hasta el paseo marítimo. Un trazado peatonal conocido como Pasaje Los Huaracheros a cuyos lados se hallan numerosas viviendas, algunas de ellas de reciente construcción.

Las más afectadas son las edificaciones que se encuentran situadas más cerca de la avenida costera, ya que en su momento fueron levantadas sobre el el propio cauce del barranco.

Aunque la situación más grave se concentra en esta parte baja, el Ayuntamiento lagunero tiene previsto intervenir en todo el barranco, limpiando y acondicionando mejor su tramo inicial, donde se halla abundante vegetación que dificulta la absorción de agua, y solucionando los daños de diferente consideración hallados a lo largo de todo el cauce, que ponen a prueba la seguridad de la zona.

La parte baja de la calle, también afectada, deberá ser demolida. / DA

Actuaciones pendientes

En la parte más próxima a la avenida marítima está previsto efectuar una serie de demoliciones, pero no será hasta después de las fiestas navideñas cuando se ejecuten, con el fin de evitar perjuicios económicos a los negocios ubicados en esta parte del pueblo. Será entonces cuando también se aborde el refuerzo de los pilares de las viviendas situadas sobre este tramo del cauce.

En el inventario de cauces del Plan de Defensa frente a Avenidas del Consejo Insular de Aguas, Isogue aparece como un barranco no catalogado como de titularidad pública, por lo que la intervención en él exige la autorización del Cabildo Insular de Tenerife.