X
VINOS >

Vinos de Abona, una elección perfecta

   

Manuel Marrero Reyes, presidente de la Denominación de Origen Cumbres de Abona. | DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Poco a poco, los vinos de la denominación de origen Abona, en el sur de Tenerife, han ido alcanzando un prestigio por su calidad y buen precio, que los han convertido en la elección de muchas personas para hacer un regalo, o acompañar las numerosas comidas y cenas que en estos días se celebran con motivo de las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Y como apunta el presidente de esta denominación de origen, Manuel Marrero Reyes, “regalar un vino de Abona significa regalarnos a nosotros mismos la riqueza que pueda generar. Pero yo no creo en imposiciones ni chantajes, del tipo “porque es de aquí”. Solamente el consumidor debe ser consciente de que tiene un gran producto a precio inmejorable y que además genera riqueza y la conservación de nuestro campo. Yo creo que estos son motivos más que suficientes para comprar vino de Tenerife, y si es de Abona, pues doblemente agradecidos”.

Marrero considera que este mensaje ha calado en la sociedad isleña. “Prueba de ello es que las ventas han aumentado considerablemente en estas fechas”, nos dice. “En estos momentos tenemos un gran número de marcas de la cosecha 2011 en el mercado, con una gran aceptación por parte del público, que estaba deseoso de la nueva cosecha, entre otras motivos, porque muchas marcas de la cosecha 2010 ya estaban agotadas. Está sido un rotundo éxito”.

La menor cosecha de este año provocará de nuevo que algunas marcas se agoten en poco tiempo. “Las ventas están evolucionando muy bien, la aceptación de nuestros vinos en el mercado ha sido y está siendo muy buena, pero la lástima es la poca producción de uva, que derivará en que algunas marcas se agoten antes de tiempo”, señala el presidente de la denominación de origen.

La buena relación calidad precio también es uno de los factores que explica la buena acogida de estos caldos en el mercado. “Tenemos unas calidades excepcionales a un buen precio, y eso lo aprecian los consumidores”, afirma Manuel Marrero. “Si es cierto que este año los precios han experimentado un alza moderada, debido principalmente al encarecimiento de la uva con motivo de la escasa cosecha. Esta subida creo que es comprensible por los motivos expuestos, pero aun así, los precios son bastante competitivos; seguimos teniendo una excepcional relación calidad-precio”.

En este sentido, y a la vista de estos tiempos de dificultad económica, el presidente de los vinos de Abona opina que “se agradece, y así lo demuestra el comportamiento de los consumidores, que vinos de calidad, modernos y competitivos, estén presentes para acompañar una buena comida. Creo que la clave del éxito de los vinos de Abona está en esta circunstancia”, concluye.

Producción excelente

Blancos, rosados y tintos, componen la oferta de vinos de la denominación de origen de vinos de Abona. Son vinos originales, personales, armónicos, bien conjuntados, con infinidad de matices aromáticos y predominando en todos ellos un acento mineral, definiéndose como volcánicos.

Los blancos son aromáticos, con matices de flor de almendro, acacia y litchi, además de matices tropicales a plátano, mango, maracuyá y guayaba, de graduación alcohólica media-alta y buena conjunción de sabores, y curiosamente y a pesar de lo cálido del clima, una equilibrada acidez natural, que los hace ser equilibrados en boca. Los rosados recuerdan muchísimo a los blancos; de hecho son elaborados por “sangrado” de uvas negras y elaborados siguiendo los procedimientos de elaboración de vinos blancos. Tienen matices a frutas rojas, grosellas, o cerezas, y en boca son redondos y equilibrados. Por último, los vinos tintos son de capa fuerte, intensos, con matices a fruta pasada: ciruelas pasas, higos,… con buen cuerpo y de graduación alcohólica media-alta.

[apunte]

Cosecha mejor de lo previsto

La cosecha del año 2011 resultó un poco mejor de lo inicialmente esperado en la denominación de origen de vinos de la comarca de Abona, ya que las previsiones eran desastrosas. Al final, después de concluida la vendimia, las bodegas recogieron más de 940.000 kilos de uva, que han permitido elaborar alrededor de 650.000 litros de vino de la mejor calidad. La comarca de Abona fue la de mayor producción de toda Canarias, ya que el descenso de la producción fue más acusado en otras comarcas de las islas. Sin embargo, en un año normal, esta comarca ocupa la segunda o tercera posición en producción, fruto de la recuperación del viñedo en la última década y un trabajo concienzudo de adecuación de la producción a nuevos mercados.

[/apunte]