ELISEO CARRILLO > PRESIDENTE DE LA AFILARMÓNICA NI FÚ-NI FÁ

“Somos fieles a los principios del maestro, pero hay que actualizarse”

FRAN MARGARITO – N. G. | Santa Cruz de Tenerife

La Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá es uno de los grupos más emblemáticos del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife y desde hace unos meses prepara una nueva edición de la fiesta con un objetivo: “Hacer canciones que gusten y que hagan pensar a la gente”. Este sábado entran en el estudio para grabar nuevos temas.

-¿Cuántos componentes tendrá la Ni Fú-Ni Fá y cuántos cree que sería el número ideal para una murga?

“Nosotros saldremos este año con 41 componentes. En respuesta a la segunda parte de la pregunta, opino que cada agrupación murguera no debería ir más allá de 50 componentes. Es difícil, con gente que no es profesional, montar temas largos y complejos en poco tiempo”.

-La Fufa se ha caracterizado por ser una murga bastante veterana ¿qué edad media tiene ahora?

“Bueno, eso era antes. Actualmente estamos sufriendo una especie de reconversión. Tenemos gente con edades comprendidas entre los 25 años y los 60. Se ha rejuvenecido esto y diría que la edad media de la murga está en torno a 43-44 años”.

-Hablar de la Ni Fú-Ni Fá es hacerlo de una persona entrañable del Carnaval de Tenerife que fue Enrique González. ¿Mantendrán el estilo que él creó o son partidarios de innovar?

“Nosotros somos fieles a las ideas que fundó el maestro. Lo que ocurre es que hay que ir innovando y actualizándose poco a poco en las ideas y temas. Pero a la vez somos muy fieles a la tradición. El doble sentido, la ironía, Las Palmas, la política, la música no insultante, esos principios que dejó Enrique González no los va a olvidar nunca nadie y serguiremos con ellos hasta el final. Si eso cambia, el primero que se va soy yo”.

-¿Afecta la crisis a la Fufa?

“Seguramente la crisis serán oportunidades de letras para este año, de sacarle filo a canciones. Pero efectivamente el Ayuntamiento ha recortado la subvención y los trajes no van a ser lo brillante que otros años, pero nos ponemos las pilas. La crisis hay que afrontarla y no podemos pretender que para un tema lúdico y fantástico como son las murgas nos den todo el dinero cuando en otros sectores lo están pasando mal. Me parece perfecto que se rebaje la subvención y que hagamos un esfuerzo, pero vamos a salir en Carnavales y vamos a disfrutar más que nunca y con crisis”.