principado de asturias >

Álvarez-Cascos convoca elecciones anticipadas para el 25 de marzo en Asturias

EUROPA PRESS | Oviedo

El presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, ha convocado este lunes elecciones anticipadas para el próximo 25 de marzo después de que los grupos de la oposición rechazasen la semana pasada el proyecto de presupuestos para 2012.

El partido que preside, Foro, ganó los comicios autonómicos del pasado 22 de mayo en minoría, con sólo 16 diputados de los 45 que integran la Junta General, y gobierna desde enero con un presupuesto prorrogado –elaborado por el Gobierno de PSOE-IU– y sin apoyo del PP, cuya dirección no aceptó que el exministro encabezase la candidatura autonómica.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Cascos ha anunciado que ya ha remitido al Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) el decreto de disolución de la Junta General y la convocatoria de nuevas elecciones autonómicas para el 25 de marzo.

Para el presidente asturiano “la gota que colmó el vaso” y que le ha llevado a tomar esta decisión ha sido “el complot parlamentario de PP y PSOE” para rechazar el proyecto de presupuestos para 2012 “esquivando cualquier diálogo que no consistiera en su retirada para “imponer mediante prórroga el insolvente e inservible presupuesto anterior”.

Durante su intervención, ante los miembros de su equipo de Gobierno y de los diputados del Grupo Parlamentario de Foro, Cascos ha incidido en que el presupuesto es “el libro de cabecera de un gobierno para la legislatura”. Por ello, ha defendido que “sin presupuesto no hay programa de gobierno”.

Alianza de PP y PSOE

De esta forma, el jefe del Ejecutivo asturiano ha remarcado que en Asturias “como en todo sistema parlamentario, es posible gobernar con mayoría parlamentaria relativa en la Junta General del Principado, pero es impracticable enfrentarse a una alianza entre PP y PSOE con mayoría absoluta solo para impedir gobernar, para obstaculizar la puesta en marcha del programa de cambio, para impedir el diálogo parlamentario a través del debate y aprobación de enmiendas, cuya expresión más evidente es la imposición de un presupuesto prorrogado que refleja el programa del gobierno anterior”.

En la misma línea, Cascos ha dicho que el citado “acuerdo presupuestario” entre PP y PSOE “confirma el desolador enquistamiento de las fracasadas castas políticas que para cada solución, desde un pacto destructor de cualquier esperanza, tienen un problema, y que a cada propuesta responden con una objeción a la defensiva”.

Así, para Álvarez-Cascos no se trata de valorar si el Gobierno puede seguir con sus propios apoyos, sino de tomar la decisión que responda “a los verdaderos intereses y necesidades de los ciudadanos”.

Llegada democrática

“Mis compañeros de gobierno y yo llegamos democráticamente a nuestros cargos con voluntad de servir, no tenemos otra motivación que la de representar en todo momento la voluntad de los asturianos, y no nos guía otro propósito que defender los intereses generales de Asturias. No hemos llegado aquí buscando cargos de los que servirnos, y no vamos a permanecer en los puestos un minuto más del que responda a la convicción de estar realizando una labor útil a nuestros conciudadanos”, ha remarcado durante su comparecencia en la sede de la Presidencia.

Al respecto, Francisco Álvarez-Cascos se ha definido como una persona “de hechos y no de castillos en el aire ni de fuegos de artificio”. Por eso, ha argumentado que no ha venido para volver, a la fuerza, al mismo sitio “ni para ser cómplice pasivo de una trama para la que Asturias es su cortijo, con innumerables ramificaciones en intereses inconfesables, en chiringuitos sectarios y en algún medio de comunicación”.

“Habiendo escuchado los razonamientos de falso consuelo o los desesperados cantos de sirena de que con una prórroga presupuestaria se puede gobernar, y que no es algo inédito en la historia reciente del Principado de Asturias, faltaría a la verdad y a la decencia y a la dignidad si me acogiese a ese pretexto para seguir adelante en ese viaje sin rumbo que sepultaría a Asturias en un pozo aún más dramático que éste en el que se ha instalado nuestro presente y nuestra realidad”, ha apuntillado.

Asturias necesita un cambio

Francisco Álvarez-Cascos ha defendido que Asturias necesita más que ninguna otra comunidad “un cambio radical de la política seguida hasta ahora” porque, además de sufrir las tasas de paro más altas de nuestra historia, es la única con la población estancada en la última década; la que tiene la tasa de población activa más baja; y la que presenta mayores deficiencias de comunicaciones.

“A otros corresponderá a partir de hoy explicar sus decisiones en estos siete meses de oposición a cualquier cambio e, ineludiblemente, presentar sus alternativas al recorte de ingresos, en cuyo nombre han impuesto la vuelta atrás hacia el presupuesto del gobierno anterior”, ha destacado añadiendo que también a otros “corresponderá informar acerca de las previsiones macroeconómicas que siguen siendo desconocidas para los asturianos y para los españoles, pero en cuyo nombre, al parecer, se exigían condiciones singulares a los Presupuestos Generales del Principado de Asturias”.

“A nosotros nos corresponde demostrar que no somos iguales, y que no hemos venido aquí a buscar cargos ni a compadrear con los de siempre para obtener su beneplácito, a cambio de dejar todo como estaba, mientras los asturianos siguen padeciendo los errores de políticas equivocadas, y las injusticias de la marginación y de la discriminación entre territorios”, ha argumentado.

Asimismo, ha pedido “la renovación” de la confianza de los asturianos para seguir desarrollando las propuestas de cambio que permitan “alcanzar los objetivos políticos de crecimiento, empleo y bienestar que Asturias necesita”. “Nos avala la credibilidad de nuestro proyecto de presupuestos”, ha comentado asegurando que “atiende prioritariamente el gasto social en Sanidad, Educación y Bienestar, además de ser el más inversor para 2012 de todas las comunidades que han aprobado o están aprobando su presupuesto”.

No se aferra a una poltrona

“No soy ni quiero pasar por político aferrado a una poltrona. Tampoco soy quien rehuye los desafíos o quien se amilane cuando hay que tomar una decisión. Me siento más apasionado que nunca en la lucha por Asturias, para que no seamos más que nadie, ni tampoco menos, y soy consciente de que, en el contexto político y social de nuestra querida España, nos queda un amplio margen de maniobra para evitar que nos mientan o que nos marginen. Por todo ello, y desde el entusiasmo y desde la esperanza, sin ninguna concesión al pesimismo, y como ejercicio de coraje y de responsabilidad, he considerado que lo mejor para Asturias es la convocatoria de unas elecciones autonómicas”, ha afirmado Cascos.

Por ello, ha recordado que este lunes se inician los trámites legales para esa convocatoria. “Todos pueden considerarla como nueva oportunidad y nuevo reto para lograr perfilar el futuro de todos y lograr lo mejor para nuestra querida Asturias a la que, en estos momentos de dificultades y de sacrificio, estamos obligados a amar más que nunca”, ha concluido.