tribunales >

Ante el juez, una anciana que se encadena en la puerta de una sucursal de una caja de ahorros para evitar el desahucio de su hijo

Ángeles Belmonte, una anciana que fue desahuciada de su casa, encadenada a la oficina de una entidad bancaria en Almería como protesta ante el inminente embargo de la vivienda de su hijo. | EFE

EFE | Almería

Ángeles Belmonte, la mujer de 76 años que se ha encadenado en varias ocasiones en la puerta de una sucursal de una caja de ahorros en Almería para tratar de evitar el desahucio de uno de sus hijos, ha comparecido hoy ante un juez acusada de un delito de detención ilegal.

La anciana, que ha sido asistida por un abogado de oficio, ha acudido al juicio rápido acompañada de su hijo Miguel Ángel Navarro, conocido en los medios de comunicación como el “camionero sin camión” y afectado por el impago de varios pagarés emitidos por la empresa para la que trabajaba como autónomo.

Navarro ha explicado a Efe que el juez ha apercibido a la mujer y la ha advertido de las consecuencias que podría tener para ella la reincidencia con hechos similares, a la vez que ha optado finalmente por la apertura de diligencias previas para la investigación de los hechos.

La anciana, que ya fue desahuciada el pasado 1 de diciembre de la vivienda que compartía con otro de sus hijos en Campohermoso, y en la que ahora vive como “okupa”, había sido denunciada por la detención ilegal de los empleados y de un cliente que se encontraban en su interior el pasado viernes, cuando se encadenó por última vez.

No obstante, la anciana ha defendido ante el juez que su acción solo se prolongó durante media hora, hasta la llegada de la Guardia Civil a la sucursal, que puso fin a la acción y posteriormente tramitó la denuncia, y que durante ese tiempo nadie intentó salir de las oficinas.

Para respaldar su declaración, ha pedido al juez que se revisen las grabaciones de las cámaras de seguridad de la propia sucursal.
La mujer ha explicado a los medios de comunicación, a su llegada a los juzgados, que con estas acciones trata de denunciar lo que la familia considera una injusticia, ya que su hijo acumula unos retrasos en el pago de sus obligaciones hipotecarias por importe de unos 7.000 euros ante la imposibilidad de cobrar unos pagarés por los trabajos realizados para una empresa.

El hijo, sobre el que pesa riesgo de desahucio, según la familia, también ha protagonizado diferentes actos de denuncia en los últimos años y ahora trata de hacer llegar al Gobierno una propuesta para cambiar la normativa de morosidad, con la que considera que se podría evitar que miles de autónomos se vieran en la ruina ante los impagos de otras empresas de mayor tamaño.

Navarro tiene previsto trasladarse mañana a Málaga para solicitar a los responsables del servicio de atención al cliente de Unicaja que hagan efectivos los pagarés que tiene en su poder, por importe de unos 9.000 euros.

La madre fue desahuciada el pasado 1 de diciembre de la vivienda que compartía en Campohermoso con otro de sus hijos, que dice haber sido víctima de una estafa por parte de una empresa de reunificación de deudas, a la que recurrió con el inmueble como aval.