TRANSPORTE AÉREO > CIERRE SPANAIR

Canarias se queda incomunicada por el cese de Spanair

Imagen de varios pasajeros interesándose por los trámites a realizar para reubicarse en otra aerolínea. / EFE

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

Canarias está empezando a sufrir los efectos del cese en las operaciones de Spanair. A primera hora de la tarde de ayer, en la página web de Tubillete.com, solo había ocho plazas disponibles en Iberia y Air Europa para salir de Tenerife a Madrid a 226,49 euros por persona, la tarifa más económica, y a 356,49 la más cara, en clase bussiness, y sin incluir las tasas, aunque sí con residencia canaria. Este mismo billete salía justo hace una semana, antes del cierre de la aerolínea catalana, a 19,90 euros.

Para mañana, jueves, con destino a Madrid, quedaban siete plazas a un precio entre 176,99 euros y a 226,49 euros. El viernes sí que hay más disponibilidad y mejores precios, desde 26,49 euros a 304,49 euros.

El presidente de la Confederación de Agencias de Viajes y Turoperadores, Rafael Gallego, señaló que, lejos de ser pesimista, ésta es la situación “que nos espera a corto y medio plazo, hasta que se cubran las rutas que ha dejado Spanair”. Según datos de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Spanair tenía programados 156 vuelos a la semana con Canarias. Esta compañía operaba en las Islas con Airbus 320, 321 y MD 80, con 180, 212 y 170 plazas, respectivamente, por lo que la media de pasajeros afectados semanalmente por el cierre de la compañía supera los 33.000.

La situación es similar con las salidas desde Gran Canaria o Fuerteventura y las llegadas a Barcelona, principales rutas de la recién extinta Spanair. Desde Fuerteventura, por ejemplo, había, a las 14.20, cinco plazas para salir hoy a Madrid a 26,49 euros. La siguiente tarifa, con escala en Gran Canaria, ascendía a 178,67 euros.

Si en lugar de Madrid se opta por Barcelona, la situación mejora en cuanto al número de plazas disponibles pero se mantienen al alza los precios de los billetes. Hoy, un Tenerife Norte-Barcelona oscilaba entre 264,48 euros a 537,49 euros y para mañana desde 251,48 euros a 319,49 euros. El viceconsejero de Turismo del Gobierno de Canarias, Ricardo Fernández de la Puente, aseguró hace unos días que el cese de Spanair no afectará a las Islas Canarias ni al sector turístico de cara al verano, pero lo cierto es que, según adelantó Gallego, las agencias de viajes están teniendo “serios problemas” para reubicar a los turistas de cara al periodo estival.

Además hay que recordar que, según datos del propio Gobierno, Spanair transportó el año pasado al 16% del turismo nacional que vino a las Islas.

La prueba es que solo hay cinco plazas para venir a Tenerife el viernes a 80,71 euros, el asiento más barato sin residencia canaria y sin tasas, y a 687,92 el más caro y con dos escalas en las islas de Gran Canaria y Fuerteventura.

Gallego confía en que el panorama mejore cuando determinadas aerolíneas, como Air Europa Vueling e Iberia, asuman las rutas de Spanair y, especialmente, cuando comience a operar Iberia Express, el próximo 25 de marzo, pero hasta entonces “este será el panorama”, matizó Gallego.