Arona >

CC sube el 21% la plusvalía con el “no” de la oposición

VICENTE PÉREZ | Arona

El gobierno municipal de Arona (CC) ha aprobado una subida del 21,7% del gravamen que se aplica en el llamado impuesto de la plusvalía, que se aplica al incremento de valor de un terreno de naturaleza urbana en el momento en que se vende con respecto al que se compró.

La modificación de la ordenanza sobre este tributo suscitó el rechazo de los cuatro partidos de la oposición (PSOE, PP, CAN y Ciudadanos), que criticaron que en plena crisis económica se aumente la presión fiscal antes de recortar gastos superfluos, a lo que el alcalde, José Alberto González Reverón, replicó que se trata de un impuesto “social y solidario, hasta de justicia social, porque lo paga el que gana y especula, no la familia media”.

Gravamen

El tipo de gravamen anual pasa de 23 a 28 puntos porcentuales, y se incrementa el porcentaje en función de los años transcurridos desde que se compra a que se vende el solar (0,5% hasta 5 años; 0,6% hasta 10 años; 0,7% hasta 15 años y 0,1% hasta 20), según precisó la concejal de Hacienda, Candelaria Padrón. Las críticas llovieron contra esta decisión. El portavoz del CAN, Manuel Barrios, la tachó de “error” porque ahuyentará a los inversores. “¿Qué queremos, seguir en la recesión o gravar más para que nadie venga a invertir aquí?”, cuestionó.

Dionisio Rocha (PP) advirtió de que este impuesto lo acaba pagando el que compra, pues el vendedor se lo repercute en el precio, “por lo que a los compradores que vienen de fuera les saldrá más caro”. La también edil popular Raquel García pidió “contener el gasto antes que subir impuestos, porque no se le puede pedir más a los vecinos ahora”. A igual política instó el portavoz del PSOE, José Julián Mena, quien censuró que “se apriete más los bolsillos de los ciudadanos”. Ante estos reproches, Padrón descartó que este tributo ponga freno a la economía, “pues quien vende el terreno obtiene un rendimiento y con eso paga el impuesto”, y matizó que la carga fiscal en Arona es inferior a la media canaria, y que con el de la plusvalía no se ha llegado a los topes legales. Terció el portavoz de CC, Antonio Sosa, quien dijo que a su grupo no le gusta subir impuestos, pero que “al igual que Rajoy, en la oposición se ven las cosas de un modo y en el gobierno, de otro”.

Rocha repuso que “antes que subir el IRPF, Rajoy hizo un recorte de 7.000 millones, y aquí sin recortar ya quieren subir impuestos”. El alcalde reiteró que su gobierno “lleva ocho meses trabajando en un plan para recortar gastos y mejorar ingresos” y concluyó: “Es evidente que al Ayuntamiento le costará cuadrar las cuentas de 2012, pero sigue pagando nóminas y los servicios públicos”.