reforma laboral >

CCOO, UGT y CEOE pedirán al Gobierno más tiempo para negociar algunos asuntos

EFE | Madrid

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, y los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, pedirán al Gobierno más tiempo para poder seguir negociando las materias sobre la reforma laboral en las que no hay acuerdo.

Fuentes cercanas a la negociación dijeron hoy a Efe que esta demanda se va a incluir en el documento que los tres dirigentes están intentando cerrar desde primera hora de la tarde para enviar al Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Los temas sobre los que quieren más “margen” para discutir son salarios, contratación parcial y despido.

Patronal y empresarios tienen hasta el viernes para presentar sus propuestas conjuntas a la reforma laboral que el Gobierno tiene previsto aprobar -como proyecto de ley- en el primer trimestre de este año.

Por el momento, hay consenso en cuanto a trasladar algunos festivos a los lunes para evitar los macropuentes, en el control por parte de las Mutuas de Trabajo del absentismo laboral y en potenciar la solución extrajudicial de los conflictos laborales a través de la mediación.

Estos acuerdos quedarán plasmados en el documento, en el que además figurará la petición de ampliar el plazo de negociación.

Las fuentes consultadas han indicado que todavía hay discrepancias sobre la subida salarial para los ejercicios 2012 y 2013.

Mientras que la CEOE propone para esos dos años una congelación de los sueldos, CCOO y UGT abogan por un alza inferior al IPC (del 1 % para este año).

En cuanto a la contratación, las discrepancias se centran en el contrato a tiempo parcial y el contrato único, cuya indemnización por despido improcedente se quedaría en 20 días por año trabajado, con el tope de una anualidad.

Rosell, Toxo y Méndez llevan reunidos más de cinco horas para desatascar esta negociación que, en su recta final, se está complicando.

En una entrevista con Efe, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho hoy que el Ejecutivo tendrá en cuenta en su reforma los puntos de acuerdo alcanzados por los agentes sociales y ha avisado de que legislará en los que no haya sido posible el acercamiento.