Chacón ofrece un puesto a Rubalcaba en la dirección del PSOE si es elegida

EFE | Madrid

La precandidata a la secretaría general de PSOE Carme Chacón ha ofrecido este domingo al otro aspirante, Alfredo Pérez Rubalcaba, un puesto en la dirección del PSOE, si resulta elegida, mientras que éste ha evitado una respuesta directa, al afirmar tan sólo que “quiere la unidad del partido”, que “no es lo mismo que integración”.

Chacón y Rubalcaba se han manifestado así en sus respectivos actos que han protagonizado, la primera en Santa Cruz de Tenerife, y el segundo en Pamplona, dentro de su carrera por recabar los apoyos necesarios para liderar el PSOE.

“Si soy elegida secretaria general de este partido, lo primero que haré será pedirle al compañero Alfredo Pérez Rubalcaba que siga trabajando en la dirección del partido, (por) que su experiencia, su inteligencia, su sabiduría, caben en la dirección de este partido”, ha dicho Chacón.

En este sentido, la exministra de Defensa ha hecho hincapié en que no quiere ganar el congreso de Sevilla a un compañero, sino al abatimiento, a la resignación y a la frustración, para así empezar a ganarle al Partido Popular.

Así, ha insistido en que, ante el próximo congreso, hay dos opciones para arreglar un partido “averiado” por dos derrotas: o se deja el coche en el taller un par de años en observación o se repara con urgencia para recuperar la confianza de los ciudadanos.

Ante esta metáfora, Chacón ha optado por la segunda alternativa, toda vez que el PSOE, ha dicho, está en disposición y con ganas de recuperar su orgullo, una tarea, que ha considerado urgente, porque la gente necesita un partidos socialista fuerte, activo e inteligente.

Por ello, ha insistido en la necesidad de que el PSOE se recargue ampliando su base y acercándose a la sociedad, “sin miedo a abrir las puertas y ventanas” para hacerlo más democrático.

En Pamplona, Rubalcaba ha defendido ante los socialistas navarros la unidad del partido, que “no es lo mismo que integración”, y “llenar el cambio de contenido”.

“La unidad es que el partido tiene un proyecto político y todos trabajamos en ese proyecto político. Eso es lo que yo quiero: unidad y cambio. Un proyecto político que pretende cambiar cosas dentro del partido, algunas al servicio de una estrategia de cambio social, y pretendo hacerlo con todos”, ha afirmado.

Para Rubalcaba, es cierto que el PSOE se tiene que abrir “para ser más”, pero sin olvidar, ha recalcado, “a los que ya somos, porque no sería razonable”.

Y ha añadido que él no quiere que el PSOE sea “un conjunto de palmeros siguiendo a sus líderes. Por eso, además de hablar de cómo incorporamos a la gente de fuera, quiero contar con la gente de dentro, que es nuestro mejor capital, que tiene ideas”, ha apostillado.

De sí mismo ha señalado que su objetivo es ser el próximo secretario general del PSOE para ser “útil”, un reto en el que ha subrayado que cuenta con “la experiencia y las ideas necesarias”, con una historia de la que no se arrepiente y “orgulloso” de su partido y de haber sido ministro con Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, aun siendo consciente de que hay cosas que se han “hecho mal”.

“A todos os pido que votéis lo mejor que creáis para el partido”, “a la persona mejor para arreglar la situación” que es “delicada”; “no votéis contra nadie y así ganaremos todos”, les ha dicho.