Santa Cruz >

Concluye la fase de investigación independiente en el Intercambiador

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Durante esta semana concluirán las actuaciones de los investigadores independientes que han analizado los restos del falso techo del Intercambiador de Santa Cruz de Tenerife, afectado por el súbito derrumbe de su falso techo en la madrugada del pasado día 13 de diciembre.

Según informó ayer la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, una vez completada la fase de recogida de datos sobre el terreno, se iniciará un segundo proceso en la investigación de lo sucedido, que requiere la clasificación de las piezas y la continuación de la toma de datos a medida que se realice el desescombro del vestíbulo del intercambiador.

Entre los datos a tomar, figura el pesado del conjunto del falso techo y también de cada una las placas que lo conformaban, así como de los perfiles metálicos, para lo que se dispondrá de una báscula especial para el pesado de camiones. Además, los especialistas que supervisarán el desescombro no descartan seguir enviando piezas a un laboratorio de metales, conforme se vayan localizando posibles nuevos indicios de lo ocurrido.

Tanto los peritos de las empresas que intervinieron en el montaje del falso techo, como los enviados por el fabricante de las piezas y los especialistas de la empresa aseguradora de la Comunidad Autónoma seguirán presentes en el lugar, para garantizar que no se pierdan posibles pruebas durante el proceso de desescombro de las instalaciones. Además, durante todo el procedimiento de inspección se ha contado con la participación de la Dirección General de Trabajo, a través del Instituto Canario de Seguridad Laboral. Para el desescombro se encuentra en elaboración el plan de seguridad necesario para garantizar la seguridad de los trabajadores durante la manipulación de los elementos caídos. Todas las medidas de protección se están coordinando a través de los servicios de prevención del Cabildo y de Titsa, conjuntamente con el Gobierno de Canarias.

Una vez retirados los escombros, que serán trasladados a una nave del Laboratorio de Obras Públicas para su custodia, se procederá a consolidar el falso techo perimetral, que durante el colapso del falso techo central sufrió el desplazamiento en algunas de sus piezas. Al mismo tiempo, se inspeccionará todo el recinto para garantizar la seguridad de las instalaciones.