PUERTO Y PUERTA > Rafael Zurita Molina

Días de Navidad > Rafael Zurita Molina

Hace un año, justamente el día 2 de enero de 2011, principiaba esta columna semanal. La titulé Grato compromiso porque fue la exigencia que asumí entonces, “con la mejor intención -decía ayer y corroboro hoy- de hacerla, conjuntamente con las otras que componen esta página del DIARIO, dedicada al puerto de Tenerife. en toda su amplia dimensión insular”.

Retomo la esperanzada actualidad tras dos semanas de obligada ausencia dominical, por mor de las festividades de Navidad y Año Nuevo, en las que, por cierto -no sé si hay precedentes-, las celebraciones de estas fechas convivieron con las vicisitudes políticas derivadas del cambio de legislatura del Gobierno de España, en tiempos de profunda crisis, que sobrellevamos ¡qué remedio! con ánimo de superarla.

Centrándonos en los días de Navidad, en su dimensión más pura, disgregando los coyunturales episodios políticos del ya pasado año, piensa uno que estas fechas son dichosamente necesarias. Diríase que obedecen a una demanda ciudadana, acorde con el verdadero sentido que las inspira, de darse periódicas treguas para templar el ritmo, a veces desmesurado, que impone la sociedad actual. Siendo así, durante estos días se multiplican por miles los mensajes que portan nuestros mejores deseos a familiares y amigos, ya sean próximos, lejanos o ausentes. Son jornadas en las que se prodigan las expresiones personales de gratitud y agradecimiento; y a nosotros mismos, pasando revista a nuestras singladuras vitales.

Entre tales reflexiones, persuadido de estar inmerso, por activa y por pasiva, en tan dispar paisaje emocional introduciéndonos en el 2012, que se nos muestra portando dos efemérides de profundo contenido histórico. Una nos marca el bicentenario de la Constitución de Cádiz (19-03-1812), tenida como el origen genuino del constitucionalismo español; y la otra, más allegada, subraya la conmemoración de los cien primeros años de la promulgación de la Ley de Reorganización Administrativa y Representación en Cortes de las Islas Canarias (11-07-1912), germen de los cabildos insulares, sólidamente arraigados en nuestras Islas.

En cuanto al devenir de nuestro puerto, bien puede sintetizarse atendiendo a lo comentado por el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Rodríguez Zaragoza, en el DIARIO DE AVISOS (18-12-2011). Extrayendo determinados temas, esquematizo al máximo su contenido: referente a la descarga de crudo, exportaciones de productos refinados y suministros de combustibles, afirmó que la refinería de Tenerife es un soporte relevante de la actividad portuaria. En cuanto al capítulo de inversiones, anunció que el escáner de contenedores llegará a la Isla el próximo 12 de enero; dentro de unos días. Sobre el puerto de Granadilla, destacando la importancia de su entrada en servicio, dijo que las obras que se iniciaron en el 2011 seguirán desarrollándose en el transcurso de este año que estrenamos.

Y, cómo no, Rodríguez Zaragoza se manifestó sobre el tráfico de cruceros: “Esperamos cerrar el año con 890.000 cruceristas y 300.000 tripulantes en 450 escalas – 650.000 de ellos, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife-, lo que supondrá una mejora del 20% sobre las cifras de 2010”. ¡Feliz año!