sucesos >

Cierre de una residencia de ancianos en Tías tras denuncia televisiva

EFE | Arrecife

El Ayuntamiento de Tías (Lanzarote) decretó ayer el precinto de la residencia de ancianos Sol de Otoño, ubicada en el Camino del Pozo (Mácher), que será efectivo cuando se culmine la reubicación de las 26 personas que se alojan en el centro.

La concejal de Actividades Clasificadas del Consistorio, Saray Rodríguez, también firmó ayer un decreto por el que se incoa expediente sancionador al responsable de la residencia, quien ejercía la actividad sin la correspondiente licencia municipal.

El alcalde de Tías, José Francisco Hernández, mantiene conversaciones tanto con la consejera de Bienestar Social del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, como el responsable del área en el Cabildo de Lanzarote, Marciano Acuña, con el objeto de realizar las gestiones necesarias para reubicar a la mayor brevedad a los ancianos alojados en la residencia.

Previamente, la Consejería de Políticas Sociales del Gobierno canario remitió a la Fiscalía un vídeo emitido el lunes por la noche en el programa que dirige la periodista Mercedes Milá en Cuatro que contiene “duras” imágenes sobre el trato que reciben los ancianos de una residencia privada situada en Lanzarote.

La residencia tenía una orden de cierre desde 2007 que ha sido recurrida en varias ocasiones hasta la sentencia citada por el TSJC, aclaró la consejera, quien indicó que sobre el centro existía ya un expediente de 2004 para que se adaptara a la normativa vigente.

La Guardia Civil investiga la veracidad de las imágenes emitidas el lunes por Cuatro, según informaron a Efe fuentes del instituto armado. Al tratarse de un reportaje televisivo, lo primero que se hará es confirmar la información que ha salido en los medios. Desde la Guardia Civil se efectúan inspecciones en este tipo de centros donde se intenta comprobar que cumplen con la normativa vigente.

Un anterior programa de Mercedes Milá, Diario de…, emitido el pasado año por Telecinco, denunció irregularidades en el trato que recibían los ancianos de la residencia Trinidad de Las Palmas de Gran Canaria, que finalmente fue cerrada de manera cautelar por orden del Juzgado número 7 a instancias de la Fiscalía de Las Palmas.

[apunte]

Inés Rojas afirma que “no había ninguna denuncia”

La consejera Inés Rojas, informó en una rueda de prensa que ofreció en Lanzarote, que “el centro debe ser cerrado al existir una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que así lo ordena por incumplir la normativa”, al tiempo que subrayó que la Consejería no tenía “ninguna denuncia” sobre los malos tratos que se reflejan en las imágenes. La consejera informó de que se trata de una sentencia dictada en noviembre y que coincide casualmente con las imágenes que se han hecho públicas, y ha subrayado que el cierre se debe a problemas administrativos y “no de atención” a las personas o relacionados con la “calidad”.

[/apunte]