adecco oro >

El Canarias quiere despejar las dudas

Albert Sábat, durante el partido ante el Grupo Iruña Navarra. / JAVIER GANIVET

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

El Iberostar Socas Canarias no quiere dejarse llevar por los números. Sí, esos que dicen que el conjunto aurinegro suma 12 victorias más que su rival de esta noche, el Clínicas Rincón Benehavís. Esa diferencia, que convierte al equipo lagunero en el líder de la clasificación y a los malagueños en el último conjunto de la tabla, no le sugiere nada a Alejandro Martínez, siempre exigente.

El técnico aurinegro quiere que esa distancia abismal entre los dos equipos se plasme sobre la cancha. Por ello, Martínez ya dejó bien claro en su comparecencia de prensa previa el duelo de esta noche que “debemos ser serios y tener el mismo respeto y ambición en la pista como si jugáramos contra Burgos o Menorca”, ya que el entrenador de la escuadra lagunera entiende que “no podemos confiarnos por enfrentarnos al colista, tenemos que seguir siendo sólidos en nuestra cancha”.

Los aurinegros quieren despejar cualquier tipo de duda sobre su estado de forma y su capacidad para mantener la misma línea de juego que les ha llevado a liderar la clasificación. La derrota ante el Navarra, la primera de local y la segunda de aquellas cuatro terroríficas jornadas en terreno navideño, dejó algo tocado al entorno aurinegro, pero el triunfo de la semana pasada en la pista del Breogán devolvió las buenas sensaciones a la parroquia lagunera.

Martínez advierte que no va a ser fácil deshacerse del Clínicas Rincón por la capacidad de los malagueños para jugar con alegría y desparpajo. “Como todos los filiales, son capaces de lo mejor y de lo peor”, dijo el entrenador tinerfeño, que reconoció que en la primera vuelta, su rival de esta noche “hizo un gran trabajo” que les complicó las cosas durante los primeros 20 minutos del partido.

Abrines y Lima, el peligro

Ese desparpajo se encarna principalmente en el alero Alejandro Abrines, hijo de Gabriel Abrines, uno de los tiradores más eficaces de la Liga ACB durante la década de los 90 donde jugó, entre otros equipos, en Huesca, Gran Canaria, Fuenlabrada o Cáceres. Alejandro es el espíritu del joven equipo que entrena Manuel Poves, pero no está solo. El pívot brasileño Augusto Lima es la otra joya de la escuadra andaluza que ya conoce de sobra el baloncesto español pese a su juventud y que también cuenta con su importante experiencia en la competición ACB, tanto en las filas de Unicaja como del Granada.

“Son jóvenes con descaro y ganas que pertenecen a un club que tiene una de las mejores canteras”, confesó Alejandro Martínez, que también reconoció que “esa juventud les puede pesar algo al jugar contra el líder y en un ambiente como el del Santiago Martín”.

Ya en la primera vuelta de la competición el conjunto aurinegro dio buena cuenta de su rival de esta noche, al que aplastó por 47-99. Desde entonces, las trayectorias de las dos escuadras han sido totalmente opuestas, pero los malagueños han dado muestras de su recuperación baloncestística en las últimas semanas.

Primero fueron capaces de vencer en la siempre difícil pista del Cáceres (74-81) y después volvieron a sorprender a domicilio en otra cancha complicada, la del Granada (60-70).