la gomera >

El CCN ve oscuros manejos de Curbelo en Hermigua

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El consejero y portavoz de CC-CCN en el Cabildo Insular, Pedro Medina, manifiesta que la actuación del presidente del Cabildo, desprende cuando menos, un “tufo a amiguismo y mercantilismo”, ya que “ignoró los reiterados informes de los técnicos” que certificaban que los trabajos marchaban muy lentos, ocasionando en consecuencia que las obras no concluyeran en el plazo previsto. “Si a la contundencia de los informes de los técnicos del Cabildo, le unimos, el escrito de la Fiscalía revelando que la cesión de la empresa Chewy West SL, creada, por el administrador de la empresa beneficiaria de la adjudicación del Centro de Terapias, a Casimiro Curbelo, podría ser por las innumerables obras de dudosa adjudicación a la empresa beneficiaria del mismo, es fácil deducir, que “la actuación de Curbelo desprende desde el principio un tufo a amiguismo”, afirma Medina.

Recuerda el portavoz del CCN, que el proyecto, para convertir la piscina de Santa Catalina en un Centro de Terapias Naturales, contempla un plazo de ejecución de 18 meses y que la empresa se comprometió a ejecutar la obra en 14 meses, obteniendo por ello la máxima puntuación en el proceso de adjudicación.

Califica la profesionalidad de los técnicos del Cabildo de ejemplar, cumpliendo con su obligación en la fase de ejecución. Incumplió la presidencia, que antepuso el “amiguismo y el mercantilismo, al interés general”, no rescindiendo el contrato cuando solo había ejecutado el 12% en diez meses. Posteriormente la constructora entró en concurso de acreedores.

El portavoz nacionalista tilda las explicaciones del presidente del Cabildo de “tonterías sin sentido” y de “mirar para otro lado”. La contundencia del informe de los técnicos descalifica su actuación. “No se puede ser juez y parte”, concluye Medina.

El Pescante

El Ayuntamiento de Hermigua ha sacado a licitación las obras de seguridad y adecuación de la vía acceso al Pescante, con un presupuesto base de ejecución de 400.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, obra de protección contra desprendimientos.