transporte aéreo >

El cese de Spanair afecta a los 156 vuelos semanales de las Islas

DA / AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife / Madrid

Desde las ocho de la tarde de ayer la aerolínea Spanair dejó de facturar sus vuelos y de emitir billetes. La compañía aérea presentó ayer la solicitud a Aviación Civil para suspender su actividad, ante la existencia de una situación financiera insostenible.

El cierre de la compañía afectará a los 156 vuelos semanales que la aerolínea tenía con las Islas. El año pasado, Spanair transportó 600.000 pasajeros desde la Península hacia las Islas, lo que supone el 16,5% del total de nacionales, según informó el Gobierno de Canarias, que lamentó “profundamente” el cese de las operaciones.

En el caso de Canarias, Spanair tenía previstos en las próximas 24 horas al menos 19 vuelos con llegada o salida a los aeropuertos de Gran Canaria, Tenerife Norte y Sur y Lanzarote. El último vuelo comercial aterrizó a las 22.00 horas de ayer. La compañía había cancelado ya, antes de anunciar oficialmente su decisión, el Barcelona-Valencia que debía despegar a las 23.30 horas del aeropuerto de El Prat y cuyos pasajeros están a la espera de ser realojados en otros aviones. Desde las 18.30 horas, aproximadamente, la aerolínea dejó de vender billetes a través de su página web.

El fin de esta línea aérea se desató después de que Qatar Airways abandonara su intención de adquirir el 49% de las acciones de la compañía catalana, lo que le procuraba una inyección de capital de 150 millones de euros, hecho que llevará a la Generalitat de Cataluña a dejar de aportar más fondos a esta compañía. La aerolínea árabe se retiró de las negociaciones para entrar en Spanair como socio estratégico al no considerar suficientes las garantías que exigían a la Generalitat.