sucesos >

El sospechoso de matar a su mujer en Barcelona logró escaparse al ser sorprendido en la noche

EUROPA PRESS | Barcelona

El sospechoso de matar a su mujer en una masía aislada de L’Ametlla de Merola, en el municipio de Puig-reig (Barcelona), logró escabullirse este martes por la noche después de ser sorprendido muy cerca de la casa por un voluntario de Protección Civil que participaba en la búsqueda.

Según fuentes conocedoras de la investigación, el voluntario vio a un hombre sobre las 20 horas a unos cinco metros del domicilio donde se cometió el crimen, pero éste logró huir cuando el voluntario trató de acercase y comprobó que se trataba del presunto asesino.

El hombre, que este miércoles todavía no ha sido detenido, es el principal sospechoso de haber matado a golpes a su mujer, de 54 años, en la masía ‘Cal Puntes’, en la antigua carretera entre Puig-reig y Navàs, este martes por la mañana, ya que el hermano de ella descubrió el cadáver y el hombre le encerró en la casa para poder huir, aunque dejó el coche y se fue a pie, sobre las 12.45 horas.

Unas siete horas después, cuando ya le estaban buscando por la zona los Mossos d’Esquadra y policías locales de Puig-reig y Navàs, así como voluntarios de Protección Civil, fue cuando le avistaron.

El hombre viste unos tejanos y una camisa de cuadros con un forro polar, además de una gorra visera negra, y no mostraba ninguna herida.

Minuto de silencio

Este mediodía más de medio centenar de personas se han concentrado frente a los ayuntamientos de Puig-reig y Navàs para guardar un minuto de silencio en rechazo al crimen y en solidaridad con la familia.

A ambas citas han acudido los alcaldes de Puig-reig, Antoni Clement, y de Navàs, Jaume Casals, así como varios concejales.

Clement ha lamentado la muerte de la vecina del municipio y ha condenado este caso de violencia machista, además de asegurar que los vecinos de la zona que conocían a la pareja se han quedado “conmocionados” por lo ocurrido porque no había ningún indicio de violencia previa entre ellos.