Exceltur aboga por reformas estructurales de calado

EFE | Madrid

El presidente de Exceltur, Sebastián Escarrer, dijo ayer, en la antesala de la Feria Internacional de Turismo en Madrid, que el sector turístico precisa afrontar reformas estructurales de mucho calado. Escarrer aseguró que “no hay otro sector de la economía española que nos pueda ayudar a salir de la crisis”.

El presidente de Exceltur comparó al turismo con la “gallina de los huevos de oro”, a la que hay que dar de comer, ya que “está un poco raquítica y con muchas ganas de alimentarse, engordar y seguir poniendo huevos”, señaló.

Escarrer inauguró ayer junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el VI Foro Exceltur. El dirigente sectorial aludió a la importancia del turismo en la economía española, ya que representa más del 10% del Producto Interior Bruto (PIB), aunque incidió en que se precisa afrontar reformas estructurales de mucho calado.
El presidente de la asociación turística destacó que el PIB del turismo creció el 2,6% en 2011, multiplicando por cuatro el crecimiento del conjunto de la economía española. Añadió que se ha demostrado que este sector es el que mejor puede ayudar a salir de la crisis al país.

A juicio de Escarrer, éste es el sector de la economía española que mejor puede actuar “de locomotora” para superar la crisis, y se congratuló de que el nuevo Gobierno haya declarado “su prioridad” para contribuir al desarrollo del turismo. “No conocemos otro sector como el nuestro que genere crecimiento de empleo a corto y medio plazo, sobre todo de jóvenes y mujeres”, y que además pueda aportar trabajo a comunidades, donde hay por encima del 30% de paro, como son, por ejemplo, Andalucía y Canarias”, subrayó al respecto el presidente de Exceltur.

Las cifras muestran que, de cada 100 millones de euros invertidos en el turismo, se genera una inducción de 69 millones, y que por cada 100 empleos se inducen otros 49, por lo que Escarrer afirmó que “no hay otro sector de la economía española que nos pueda ayudar a salir de la crisis”.

Pero para lograrlo, desde el sector turístico se pidió que se le considere como una prioridad y que se afronten, “con ambición”, reformas de calado que potencien la competitividad turística y que reactiven la actividad.

Entre esas reformas o medidas, Escarrer destacó la necesidad de que se lleve a cabo una gran apuesta colectiva y transversal que cuente con una Conferencia de Presidentes de las Comunidades Autónomas sobre turismo, ya en el primer semestre de 2012, que centre los objetivos y las políticas turísticas. También solicitó un plan nacional integral de reconversión y puesta en valor de la oferta turística, que “solo se puede llevar a cabo” con la colaboración público-privada, pudiendo llegar a ser esta última del 80%.

Al hilo de esta cooperación, Escarrer sugirió una mayor integración del sector privado en el desarrollo de las políticas turísticas, que contemple la presencia activa de empresarios en organismos públicos.

Desde Exceltur se volvió a incidir en lo “perentorio” de una redefinición de la Ley de Huelga o, al menos, que se lleve a cabo una regulación más exigente de los servicios mínimos. Escarrer prevé un crecimiento del PIB turístico de un 0,2% en 2012.