política >

Faustino García ve peligroso que Canarias asuma las competencias de Costas y los Cabildos los Parques Nacionales

AIRAM GÓMEZ (EFE) | Santa Cruz

El primer director de la Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, Faustino García Márquez, ha advertido de la peligrosidad de que el Gobierno de Canarias asuma las competencias de la dirección general de Costas y se ha mostrado contrario a que los cabildos adquieran la gestión de los parques nacionales.

“Está visto que para Canarias la cercanía al poder económico es altamente perjudicial para los recursos naturales”, ha considerado en una entrevista a Efe el arquitecto, urbanista e impulsor de las directrices que rigieron la planificación territorial de Canarias.

Sobre el anuncio del ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, de modificar “en profundidad” la Ley de Costas, García Márquez ha considerado que la actual normativa tiene una gran validez para defender el litoral.

Ha criticado que a pesar de la experiencia de la crisis económica, “en buena parte por culpa de la burbuja inmobiliaria”, la futura modificación de la ley “sigue alimentando las “fantasías eróticas” de los gobiernos.

García Márquez ha denunciado que los “discípulos” canarios del Gobierno central, los gobernantes de “uno y otro signo”, se han “apresurado” a pedir lo que llevan pidiendo desde hace tiempo: tener competencias en materia de costas para aplicar en el litoral la política de legalización de construcciones “irregulares que han hecho en suelo rústico”, ha criticado.

“Nuestro Gobierno regional se ha apresurado a reclamar la flexibilidad con ánimo de legalizar y que si no lo ha hecho es porque el Estado denunció la inconstitucionalidad de una ley en 2009 que pretendía defender las construcciones y poblados en el litoral en contra de la Ley de Costas”, ha recordado.

García Márquez ha resaltado que “está visto que para Canarias la cercanía al poder económico es altamente perjudicial para los recursos naturales”, por lo que ha mostrado su deseo de que las competencias en Costas sigan en el Estado porque “será menos complaciente” con determinados sectores de las islas.

Sobre la gestión de los parques nacionales, Faustino García ha recordado que el Gobierno central transfirió las competencias en estos espacios protegidos a las comunidades autónomas y que Canarias aprobó inmediatamente un decreto para hacer una “transferencia selectiva” a los cabildos.

El urbanista ha considerado que “ya que los parques nacionales se han desnacionalizado” lo mejor es que “no se desregionalicen” y que siga habiendo una política común en la red de estos espacios protegidos.

La Agencia Canaria de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático surgió como un proyecto “brillante y coherente”, ha destacado su primer director, porque se ponía en marcha una institución de sostenibilidad y de lucha contra el cambio climático que estaba adscrita al área de Presidencia del Gobierno autonómico, por lo que tenía “presencia horizontal en todas las consejerías”.

Sin embargo, García Márquez ha lamentado que las buenas intenciones se quedaron “en la palabra” y se siguen haciendo “las mismas cosas y de la misma forma” en todas las áreas del Ejecutivo.

Ha recordado que la razón fundamental que le hizo dimitir como director de la agencia es que “con la mano izquierda de hablaba de sostenibilidad y con la derecha se ponía en marcha una ley absolutamente insostenible (Ley de Medidas Urgentes)”.

La falta de presupuesto en la agencia para poner en marcha acciones es consecuencia, ha considerado el urbanista, del “carácter de la agencia como fachada para aparentar que se está haciendo algo”.

Aunque en la actualidad la agencia “no tenga contenido”, eliminarla sería negativo porque “ni si quiera sería el gesto”. “Sería más sincero eliminarla, pero el gesto y la agencia son necesarios. Hay que potenciar la lucha contra el cambio climático y potenciar la sostenibilidad”, ha añadido.

La configuración del Gobierno de Canarias tras las últimas elecciones autonómicas separó el área de Medio Ambiente de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación Territorial, algo que Faustino García ha estimado “lamentable” porque el mayor peligro para el medioambiente canario llega de la política territorial del Ejecutivo regional.

García Márquez ha lamentado que la separación ha debilitado la posible acción de las políticas ambientales sobre las territoriales y ha criticado que a la Viceconsejería de Medio Ambiente se le “privó” de la evaluación ambiental del planeamiento, un elemento “esencial que se le ha dado a la política territorial para que quede claro dónde están los intereses”.