ENTREVISTA >

Jorge Marichal: “El Sur tiene el derecho social a dirigir el rumbo de la Isla”

El nuevo presidente de Ashotel, Jorge Marichal, en su despacho. / DA

JOSÉ L. CONDE | Arona

Jorge Marichal González (Valle San Lorenzo, Arona-1973) preside la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel). Acude con ánimo a la Feria Internacional de Turismo que se celebra esta misma semana en Madrid, aunque consciente de que el año pasado ha pinchado este sector fundamental para la economía canaria.

-¿Usted cree que los síntomas de recuperación del sector turístico serán transitorios o se podrán fidelizar los visitantes procedentes de destinos en conflicto, como pueden ser Túnez o Egipto?

“Yo creo que eso depende de nosotros y de las estrategias que adoptemos a medio y largo plazo para fidelizar a estos clientes que han llegado en buen número, pero tenemos que trabajar duro ahora, y no dentro de seis meses. Nosotros siempre hablamos con los clientes y, de hecho, la fidelización es una de las principales características de los hoteles”.

-¿Se están moviendo los créditos para proceder a la renovación de la planta hotelera?

“Desde mi punto de vista, podemos hablar mucho de renovación, pero que se quedará en palabras si no hay financiación adecuada, y así podríamos estar hablando hasta 200 años. Creo que la situación económica ahora mismo no es la ideal, ni tampoco la financiera y bancaria. Yo apostaría a que se hagan los esfuerzos porque el sector turístico se está moviendo. Invito a los bancos y al Gobierno también para que tiren de este sector porque es la mejor manera de arrancar la economía y otros sectores, como el de la construcción”.

-Usted es un hombre que ha nacido en el Sur. ¿Considera que ya era hora de que la presidencia de Ashotel recayera en alguien de esta zona que es motor de la Isla?

“Si me preguntas como sureño, soy de Valle San Lorenzo, te digo que hace mucho tiempo que tocaba. Y no solo lo digo por Ashotel, sino porque como sureño estoy cansado de estar siempre, vamos a decirlo así, en inferiores condiciones con respecto a los círculos de poder de la zona Norte. Aquí parece que nosotros no existimos, aunque últimamente estamos un poco mas visibles, pero todavía no llegamos a los niveles que nos merecemos. Es mi opinión. Precisamente, esto me decidió a coger la presidencia. Siempre estamos quejándonos y cuando nos llegan las oportunidades nos toca luchar por ellas. Sobre todo, a nivel político, el Sur tiene todavía que hacer un largo recorrido porque no cabe duda de que somos el motor económico y tenemos el derecho social a dirigir el rumbo de la Isla y no siempre tenemos que estar en manos de la capitalidad Santa Cruz-La Laguna para que nos marquen el camino. Creo que hemos demostrado ser gente trabajadora y capaz de desarrollarse y tenemos mucho que decir”.

-El Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife ha lanzado la voz de alarma porque las empresas están ahogadas por las tasas municipales y por las subidas de los impuestos.

“Esto ocurre también a nivel nacional. Se trata de cargarse al que está trabajando y manteniendo la estructura. Ahora vamos a subir los impuestos de basura, incluso se ha llegado al 200%; subir el IBI otro 30%, el agua y la luz. Todo para pagar los desastres que se han realizado en años anteriores, de los que todos tenemos un poquito de culpa, pero los políticos y financieros más que nadie. Yo les lanzaría el guante de que trabajen de verdad por el que no paga, que son muchos. Creo que tenemos que ser responsables con nosotros mismos y reconocer que tenemos una economía sumergida brutal y que nos van a destrozar el país. No es por egoísmo propio, es por egoísmo conjunto, y ellos mismos también es están destrozando. Ves que las inspecciones de Hacienda lo único que hacen es centrarse en revisar el impuesto de sociedades a ver si metiste alguna cosita o te equivocaste, pues considero que nadie hace las cosas adrede. No somos perfectos. Creo que deben enfocar sus esfuerzos en trabar al que no está pagando nada y dejar de acogotar al que sí tiene CIF y se sabe dónde vive. Entre todos debemos tomar consciencia de que no hay un 30% de paro. Los siento mucho pero el dedo ese no me lo meten en la boca porque la gente estaría matándose en la calle. Sí, hay un desempleo elevadísimo, que no deber ser así, pero se debe empezar a luchar contra el fraude y la economía sumergida que están causando un daño tremendo al país”.

[apunte]

Camino a Fitur

Marichal dice que acude con “todo el ánimo” a la Feria Internacional de Turismo (FITUR) que comienza esta semana en Madrid, y que es cita imprescindible para el sector. Ánimo sí, pero consciente también de que el turismo nacional pinchó mucho el año pasado y éste “no va a ser mucho mejor, aunque me conformo con un pequeño aumento”. Aclara que la situación no es que los clientes no quieran venir a Tenerife, sino que la crisis económica del país no está para muchos dispendios. A esto hay que sumar las subidas de los impuestos y la desventaja del coste del pasaje de avión, frente a otros destinos nacionales o extranjeros a los que se llega en coche o tren. La cita será el miércoles próximo, con la presencia de los Príncipes de España.

[/apunte]

-¿Qué razón ve para decir que no actúan contra la economía sumergida?

“Porque les cuesta más. Es más difícil de demostrar y no tienen tanto porcentaje de éxito de cobro como el resto. Las empresas que se han equivocado intentan enmendar sus errores y, dentro de lo posible, cumplir con la sociedad y Hacienda. Creo que debemos ir a buscar al que no está pagando y al que está pagando también, pero que no vayan a por nosotros”.

-Los hoteles se quejan de que no encuentran canarios con preparación y conocimiento suficientes de idiomas. ¿Qué medidas se puede adoptar?

“El otro día mirando datos de empleo, esencialmente referidos a los comentarios de la jerarquía política de que no estamos aumentando las plantillas -lo que es falso-, sí me llamó muchísimo la atención que un gran porcentaje de los inscritos en el paro solo tiene el graduado escolar. Algo está fallando. Nosotros no podemos decir que tenemos un montón de parados y que los empresarios no contratan. Nosotros empleamos cuando hace falta, lo que no podemos pensar es que el empleo nace por generación espontánea. Se crea por necesidad. No conozco a nadie que si ve una oportunidad de negocio no contrate”.

-El grupo de Coalición Canaria lleva más de veinte años gobernando en Canarias, solo o con pactos. ¿Cree que no ha realizado bien los programas educativos?

“Yo no voy a echar la culpa a nadie. La tenemos todos, empezando por los padres porque hemos vivido, gracias a Dios y al trabajo de nuestros antecesores, una etapa de bonanza con generaciones anteriores que lo pasaron peor, pero quizás hemos sido demasiado condescendientes y hemos dado mimos en exceso; es mi opinión. Creo que tenemos que ver que las cosas no son tan fáciles. Los planes de formación se tienen que adecuar a la vida de hoy con asignaturas que realmente sirvan para algo. Todo esto tenemos que meterlo en un calderito y hacer un potaje, si no esto pinta mal. Yo se que hay empresarios que están buscando gente y no encuentran. Esto es cosa del día a día. Me gustaría coger al Gobierno y llevarlo ante un director de un hotel que busca personal. Cada vez que se necesita un recepcionista es un drama, y si es canario canta y lo cubrimos con gente de fuera”.

-El Gobierno canario, formado por Coalición Canaria y los socialistas, está elaborando una Ley de Dinamización Económica en sustitución de la antigua Ley de Moratoria. ¿Como hotelero y presidente de la patronal turística qué líneas considera que deben marcar el paso en esta normativa?

“Primero, perdona que sonría. Me recuerda a lo de Caperucita. Estamos hablando de una ley de moratoria, que van a cambiar, y la denominan de Dinamización Económica. Lo que sí está claro que se necesita es una ley pero que de verdad sea dinámica y que no volvamos a entrar en los bucles del pasado. Mucho me temo que la ley de Medidas Urgentes, en la práctica, no tuvo todo el rendimiento que se esperaba. Es hora de mirarnos el ombligo y ver la maraña de leyes nacionales, comunitarias, insulares y locales…. y así nadie invierte un duro. Hay que favorecer la inversión a los de aquí y a los de fuera. En tiempo de guerra cualquier hueco es una trinchera y si no mejoramos la maraña legislativa tardaremos mucho en salir del hoyo”.

-Y sobre qué líneas debería girar…

“Creo que la línea debería ir por la flexibilización. No se pueden poner puertas al campo. Tenemos que dejar de ser tan estrictos y ver que la cosa no está para bromas y que durito que venga es durito que no se puede ir”.

-¿Cree que el Gobierno a la hora de elaborar leyes referidas al sector turístico consulta con los hoteles o con la patronal?

“Yo te puedo decir que consultar, consultan. Es más, si no lo hacen, nosotros nos hacemos oír. Pero, claro, entre una cosa y otra está la decisión y, luego dices que consultaste, pero hiciste lo que te dio la gana. Por ejemplo, hay una reciente sentencia sobre el decreto de alojamiento que pone en evidencia que no escucharon. Se refiere a los extras en los hoteles y que el Gobierno fija lo que se puede y lo que no se puede cobrar. Hasta el punto de decir que la caja de seguridad hay que darla gratis. Esto coarta la libertad de mercado y nos hace menos competitivos. Hacemos un flaco favor a nuestra economía con requisitos como estos. Es el cliente quien debe decir si me la paga o no y a qué precio”.

[apunte]

“Vivimos del aire”

Aunque parezca extraño decirlo, “vivimos del aire”, señala Marichal. “Necesitamos un plan de conectividad firme. Si no tenemos aviones no tenemos nada que hacer porque los plátanos no dan para vivir”, responde sobre las reivindicaciones que planteará al ministro de Turismo, el canario José Manuel Soria, que seguro que sabe que éste es un sector que hay que mimar. En este sentido, destaca dos aspectos fundamentales: uno coyuntural y otro estructural. El primero son las tasas aeroportuarias y el segundo, que el dinero que ganamos en Canarias con el superávit del conjunto de los aeropuertos sea reinvertido en el Archipiélago para ser más competitivos y dar, no por decreto, mejores tasas para ser más eficientes. “Creo que nos lo merecemos y tenemos derecho a ello”. Otro tema es la cogestión de los aeropuertos, que podrían copiar un modelo similar a la Autoridad Portuaria.

[/apunte]