La columna Churchill > Tinerfe Fumero

El PP tinerfeño pone sus ojos en la Zona Especial

Cuentan los populares tinerfeños que en el reparto de las numerosas cuotas de poder obtenidas tras la celebración de las elecciones han obtenido el control de la Zona Especial de Canarias. Con tal decisión retornaría el equilibro a la política de comercio exterior de la Islas, roto tras el desmantelamiento de Proexca en Tenerife, curiosamente acaecido por decisión del entonces consejero autonómico de Economía, José Manuel Soria…

El problema de la portavocía en el Cabildo

Tras el nombramiento de Guillermo Díaz-Guerra como subdelegado del Gobierno en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, el PP busca a un nuevo portavoz en el Cabildo insular. El problema radica en que, a diferencia de lo que ocurre en Gran Canaria, la oposición aquí no cuenta con liberados. Ciertamente, el PSOE no los tuvo durante los gobiernos CC-PP, pero en el espíritu del consistorio tinerfeño siempre ha primado la unidad insular frente al partidismo. Sea como fuere, apunten el nombre de Ofelia Reyes…

Pero oiga, ¿quién fiscaliza al fiscalizador de Madrid?

Hablando del PP, dijo ayer su portavoz en el Parlamento de Canarias, María Australia Navarro, que “a ningún canario le puede parecer mal” que el Gobierno de España fiscalice previamente el presupuesto del Ejecutivo autonómico canario. Ya pero ¿quién fiscaliza al Gobierno de España cuando hace caja con los asalariados a través del IRPF e ignora el clamor popular para el establecimiento de un gravamen para las entidades financieras? ¿O es que el Partido Popular no se equivoca, el mismo partido que nombró en su día ministro a Jaume Matas, ahora repudiado por tantos pero que antaño era invocado como modelo y, por cierto, era muy amigo de algunos nacionalistas canarios de altísimo rango? Qué pena que nadie observase entonces que él y su misma señora siempre pagaban con billetes de 500 euros…