LA PALMA >

La deuda municipal de 4,6 millones de euros enfrenta a PSOE y CC en Barlovento

EUGENIA PAIZ | Barlovento

El pueblo de Barlovento asistió, entre expectante y perplejo, al primer pleno trasmitido en directo a través de un pantalla en la plaza del Ayuntamiento, una puesta en escena organizada por el grupo de Gobierno. Fue algo “inaudito” e “interesado” para muchos, pero “necesario” para otros, a fin de conocer -como así quería el grupo de Gobierno conformado por socialistas y populares- la deuda real de las arcas locales, que se sitúa en 4,6 millones de euros.

El portavoz de Coalición Canaria y ex alcalde del consistorio norteño, Lázaro Brito, quiso precisar en en transcurso del pleno, celebrado en el modesto y pequeño salón donde se concentraron decenas de personas alrededor de los políticos tras ser convocados “a través de las redes sociales”, que al ayuntamiento se le adeudan algo más de 900.000 euros, además de subrayar que en su etapa de gobierno “se acumuló una deuda de 371.000 euros”, muy inferior a la contraída en etapas de gobierno anteriores a su llegada al consistorio.

Los vecinos se mostraron preocupados pero al mismo tiempo desilusionados y un tanto escépticos frente a las hipotéticas soluciones, de las que no se habló más que someramente por parte de la alcaldesa socialista, Vanessa Rodríguez, pese a ser instada para abordar la cuestión por Coalición Canaria.

El origen de la deuda

Populares y nacionalistas encontraron un punto de encuentro a la hora de expresar la necesidad de estudiar, en las preceptivas comisiones municipales, el origen y las cuantías exactas de la deuda contraída en las distintas etapas de gobierno, propuesta que fue descartada por los socialistas, pese a lo cual Lázaro Brito insistió en “reunirnos para estudiar con detalle de cuándo procede la deuda” cuyos inicios situó en el año 1993, siendo alcalde de la localidad el ahora ex socialista Argelio Hernández Ortega.

Pese a que Rodríguez se esforzó, desde un discurso reiterativo, en decir que el desarrollo del pleno municipal y la invitación a los vecinos para que conocieran de primera mano la delicada situación de las debilitadas arcas locales, no tenía un interés “revanchista”, el clima creado y sus apreciaciones no demostraron lo contrario, y algunos espectadores no pudieron evitar señalar la necesidad de “saber de dónde vienen estos problemas económicos”.

[apunte]

Regreso al futuro

Los bailes de cifras, el plan de saneamiento y la petición de alternativas por parte de CC para “crear un clima que invite a la inversión más allá de las dificultades económicas”, fueron una constante en una sesión marcada por un ambiente tenso en el que pese a todo reinó el tono correcto, eso sí, marcado por veladas recriminaciones que no terminan de convencer, a primera vista, a los barloventeros. Frente al discurso de “realismo” y de “mirar al futuro con optimismo sin echar la culpa a nadie” de la alcaldesa socialista, CC reitero que “no sólo podemos atender la deuda con austeridad, se está generando miedo y tendría más sentido hacer un pleno para contar los planes del grupo de Gobierno para generar riqueza”. Los socialistas acusaron a CC de presentar un informe “ficticio” para a continuación “dar ánimo” a los vecinos “ porque “vamos a seguir progresando”. De momento podrán pagar las nóminas de este año con la póliza de 500.000 euros con Caja Siete, el único punto del día donde no hubo debate.

[/apunte]