La épica según Beethoven

Paul Lewis actuará hoy y mañana como solista en la interpretación del Concierto para piano nº 5. / EFE

SANTIAGO TOSTE | Santa Cruz de Tenerife

Un momento de evolución repleto de pequeños detalles que dan como resultado un gran salto cualitativo. Un instante de ruptura, en suma, con la forma de concebir la música. El maestro Víctor Pablo Pérez, director honorario de la Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST), presentó ayer de esa manera el Concierto para piano nº 5 Emperador y la Sinfonía nº 3 Heroica, las dos composiciones de Ludwig van Beethoven que integran el programa con el que la formación tinerfeña se presenta en el XXVIII Festival de Música de Canarias (FMC). Hoy, en el Auditorio Adán Martín (20.30 horas), y mañana, en el Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria.

El director burgalés atendió a los periodistas tras celebrar un ensayo con la formación tinerfeña. Un encuentro en el que estuvo acompañado por la directora del FMC, Candelaria Rodríguez; el director insular de Cultura y Patrimonio Histórico, Cristóbal de la Rosa, y el pianista británico Paul Lewis (Liverpool, 1972), que actuará como solista en el Concierto para piano nº 5.

El Teide y el Auditorio

“He alquilado un coche y me he ido al Teide a disfrutar de la naturaleza -manifestó Lewis, tras afirmar que estaba “encantado de poder tocar en una Isla como Tenerife”-; y es que realmente no me puedo imaginar nada mejor que hacer eso un día y al siguiente poder interpretar un concierto de Beethoven”.

El músico inglés, que en 2010 se convirtió en el primer intérprete en la historia de los Proms de la BBC que tocaba la integral de los conciertos para piano del compositor alemán en una sola temporada, detalló que, al abordar este repertorio, le resulta imposible hablar de grados de dificultad: “Para mí todo es difícil -aseveró-, cada concierto tiene sus particularidades”. “En este caso -continuó Lewis-, el Emperador es una obra muy grande, rotunda, al tiempo que ofrece pasajes de música de cámara. Y justo la mayor dificultad se halla en lograr el equilibrio”.

Víctor Pablo Pérez precisó que su colaboración con el pianista inglés es muy sólida, y a ese respecto mencionó el trabajo realizado, precisamente, con el ciclo de conciertos para piano. “De manera que el Festival de Música de Canarias -apostilló- es ideal para mostrar nuestra percepción de la obra de Beethoven”.

Pero Víctor Pablo Pérez fue más allá, y resaltó que, lo mismo que el pianista polaco Krystian Zimerman fue hace unos años un aval para el despegue internacional de la OST, esa función puede desempeñarla ahora Paul Lewis. “Por encima de crisis económicas, la Orquesta Sinfónica de Tenerife tiene que volar de nuevo -recalcó su director honorario-, y estoy seguro que lo va a lograr con la ayuda de solistas tan magníficos como éste”.

Candelaria Rodríguez y Cristóbal de la Rosa aludieron a la expectación generada por los dos conciertos de la OST. Tanto es así que, según detalló el director insular, se trata del segundo programa del Festival con mayor demanda de entradas.