LA LAGUNA >

Mena denuncia una cadena de ilegalidades en la recova

Juan Miguel Mena (izquierda), en rueda de prensa. | SERGIO MÉNDEZ

J. F. JURADO | La Laguna

El portavoz de Sí se puede en el Ayuntamiento de La Laguna, Juan Miguel Mena, denunció ayer una cadena de “graves irregularidades” relacionadas con el funcionamiento del Mercado Municipal. Recordó que continúa sin colocarse el panel informativo de precios, pese a que este servicio fue aprobado en una sesión plenaria en 2009, y afirmó que tampoco se está cumpliendo con importantes aspectos recogidos en el reglamento del mercado, como la presencia de personal autorizado en los puestos y la adecuada vestimenta de éstos.

El único concejal de la formación ecosocialista afirmó, además, que de nada ha servicio la expulsión de comerciantes del Mercadillo del Agricultor anexo, ya que aquí se siguen vendiendo productos procedentes de empresas mayoristas. Mena apuntó que también hay que hablar de los horarios de actividad de los puestos, ya que no todos están cumpliendo con la actividad de tarde establecida para cada jueves de semana.

Por todo ello, subrayó, “la gente no está yendo al mercado” y las ventas han bajado “hasta un 60%”. Una coyuntura de la que el concejal de Sí se puede responsabiliza a Coalición Canaria y, en concreto, al concejal del área, Miguel Ángel González, al que acusó de permitir que se produzcan este tipo de “ilegalidades” y de practicar el “favoritismo” con determinados comerciantes.

En su opinión, ni siquiera se realizan las inspecciones que obliga la normativa y, como consecuencia de ello, existen puestos que no cuentan con agua. “El Ayuntamiento ha hecho dejación absoluta de su responsabilidad, permitiendo diferencias entre los propios comerciantes”.

Mena precisó que no hay que responsabilizar a los comerciantes de todo este tipo de incumplimientos, sino “al político que lo consiente”. Para Sí se puede, la mejor manera de proteger y fomentar la actividad del mercado sería garantizando que “todos los que ejercen una actividad en ese lugar lo hagan en igualdad de condiciones”. “Soy un defensor del mercado como un gran espacio de promoción de los productos e industrias del país, un lugar vivo, que puede atraer a nuevos sectores de población, dinámico”.

Juan Miguel Mena explicó que es necesario que se haga un debate profundo sobre el mercado y su futuro, donde “no se pueden hacer las cosas en base al ordeno y mando”. Además, se refirió a los días y a los horarios de apertura, ya que “pueden ser objeto de modificación buscando el necesario consenso entre las partes”. “Igualmente se debería elaborar un nuevo reglamento, más acorde a los tiempos actuales”, añadió.