política >

Rubalcaba ofrece a Canarias un peso importante en su ejecutiva

Alfredo Pérez Rubalcaba interviene en un acto con militantes del PSOE, ayer en el TEA. / SERGIO MÉNDEZ

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

La tesis de que José Miguel Pérez dejará la secretaría general del PSC-PSOE antes del verano cobró fuerza ayer, después de que Alfredo Pérez Rubalcaba prometiera que, si sale elegido en el congreso de febrero, “Canarias tendrá una representación importante” en la ejecutiva federal.

Durante un encuentro con militantes socialistas en Santa Cruz de Tenerife, el candidato anunció, además, que se propone recuperar el órgano de coordinación entre las direcciones federal y regional para poner en común los asuntos de especial relevancia para el Archipiélago a través de reuniones periódicas.

Cuatro días después de la visita de la candidata Carme Chacón, Rubalcaba reconoció ante Pérez que al partido le ha faltado “capacidad” para transmitir a la opinión pública lo que los gobiernos del PSOE han hecho por Canarias. En este sentido, mencionó su trabajo como ministro del Interior para frenar la inmigración irregular, la defensa del Régimen Económico y Fiscal (REF) y la bonificación de las tasas aéreas, cuya prórroga se está haciendo esperar “a pesar de las palabras del ministro [canario] José Manuel Soria”.

En un ambiente más intimista que mitinero, el exvicepresidente incidió en que hay que hacer más por Canarias y resaltó que en este proceso “no se vota contra nadie”. En alusión a los afines a Juan Fernando López Aguilar, Rubalcaba aborreció las exclusiones y apeló a la integración.

Aunque puertas afuera pocos dirigentes han vinculado el congreso de febrero al regional, en los círculos internos del PSOE canario se da por descontado que el resultado condicionará el rumbo del partido en Canarias. Y se rellenan quinielas. El relevo de José Miguel Pérez es un fijo en el boleto, solo a expensas de conocer quién será el encargado de reflotar la nave desde el puente de mando de Ferraz tras el naufragio electoral.

Tal como ya se ha escrito, Francisco Hernández Spínola o Aurelio Abreu, de un lado, y Manuel Marcos Pérez o Arcadio Díaz Tejera, del otro, son los que cuentan con más papeletas a su favor.

Por ahora, e independientemente de quién administre el legado de José Luis Rodríguez Zapatero, no parece que corra peligro la continuidad del pacto de gobierno con Coalición Canaria. Eso sí, tal vez haya que mover alguna que otra ficha.

[apunte]

El aparato regional visualiza su apoyo

Extraoficialmente, el aparato del PSOE canario suspira por Alfredo Pérez Rubalcaba. Y así se visualizó ayer. El consejero de Presidencia y Justicia del Ejecutivo autonómico, Francisco Hernández Spínola, no esconde sus preferencias. Señalado como previsible secretario general del PSC-PSOE, Spínola ejerció de escudero de Rubalcaba en la estancia de este en Tenerife.

Antes del encuentro con militantes en el salón de actos del Tenerife Espacio de las Artes (TEA), Rubalcaba se reunió durante una hora en otra sala con alcaldes (tenientes de alcalde o portavoces de la oposición municipal) de Tenerife, La Gomera y El Hierro. Los de La Palma no acudieron porque se celebraba el congreso insular para elegir a los delegados al congreso federal de febrero en Sevilla.

Allí estaban, unos arropando a Rubalcaba y otros por simple cortesía, el secretario general del PSC-PSOE, José Miguel Pérez; su presidenta, Lola Padrón; el secretario de Organización, Julio Cruz, y otros dirigentes, como Javier Abreu, además del presidente de la gestora de Tenerife, Aurelio Abreu. También acudió a la cita el diputado José Segura.

Si bien algunos de ellos acompañaron igualmente a Carmen Chacón, la escenificación del apoyo a Rubalcaba fue significativa. En esta ocasión, la complicidad se notó tanto en los corrillos como en el auditorio. Es más, un miembro de la ejecutiva federal confirmó de manera confidencial que Canarias es una de las comunidades autónomas que están con Alfredo Pérez Rubalcaba.

[/apunte]