TRAGEDIA EN AGUAS ITALIANAS > EL CASO DEL ‘COSTA CONCORDIA’

Sánchez-Araña: “Aquí no dejamos pasar cruceros por zonas sensibles”

Ya son 11 los muertos en el naufragio del Costa Concordia, suceso que ocurrió el pasado viernes frente a la isla de Giglio, en el Mar Tirreno. / EFE

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

“Tenga por seguro de que en Canarias no dejamos que ningún crucero pase cerca de un espacio natural sensible o protegido. Visto lo acaecido en Giglio, está claro que en Italia algo tienen que aprender de nosotros”. Con tal rotundidad se expresa el capitán de la Marina Mercante y antiguo responsable provincial de Salvamento Marítimo, Tomás González Sánchez-Araña, considerado en ambientes marítimos insulares como toda una referencia en temas de seguridad naval.

Cuestionado por este periódico sobre el naufragio del Costa Concordia en la costa de la isla italiana de Giglio (dentro del Parque Nacional del Archipiélago toscano), González Sánchez-Araña recordó que en las Islas “se prohíbe claramente que estos buques se acerquen siquiera a, por ejemplo, el Archipiélago Chinijo. Han de transcurrir por los corredores internacionales entre Tenerife-Gran Canaria y Gran Canaria-Fuerteventura o, si van a algún puerto, seguir indicaciones concretas”.

El especialista, que lamentó que el capitán del Costa Concordia abandonase el navío, también mostró su asombro por “algunas prácticas que al parecer consiente esta naviera, aunque está claro que no todas las compañías son así. No entiendo cómo no hay lista de pasajeros y tripulantes, ni que se permita desviarse para saludar y demás…”. Eso sí, alabó que derivaran el barco a la costa tras el impacto: “Salvaron muchas vidas, seguro”.

[apunte]

Ya son 11 los muertos y 22 los desaparecidos

El número de muertos del naufragio del crucero Costa Concordia ocurrido el pasado viernes aumentó ayer a 11, mientras otras 22 personas siguen desaparecidas y crece la polémica sobre el comportamiento del capitán del barco, Francesco Schettino, durante la evacuación. Los buzos de los servicios de rescate italianos localizaron ayer otros cinco cadáveres en los restos del crucero, una mujer y cuatro hombres de entre 50 y 60 años de edad que, con los chalecos salvavidas puestos, se encontraban en la parte de la popa del barco sumergida bajo las aguas del Tirreno.

[/apunte]